Las urnas y su impacto en los ladrillos

Carla Quiroga
(0)
7 de septiembre de 2019  

El mercado inmobiliario en tiempos de elecciones está vez se comporta de una manera distinta. Así tituló L.J. Ramos el informe en el que analiza la dinámica del sector inmobiliario. El mismo plantea que, en los tiempos previos a las urnas, la toma de decisiones en el segmento residencial se dilatan. Lo interesante es que identifica tres momentos: los seis meses anteriores a la fecha electoral, a dos semanas y la reacción posterior del mercado en la que se mide qué sucede en los seis meses posteriores. La conclusión es que históricamente se registró un descenso paulatino hasta el momento de los comicios pero con comportamientos dispares en cada indicador: oferta, precio y demanda.

El relevamiento indica que mientras los precios se mantienen prácticamente estables, la demanda cae en promedio 12 por ciento y se retira una de cada tres propiedades en oferta. Luego pasados los comicios hay un efecto rebote con un aumento de entre cinco y diez por ciento en cada uno de esos indicadores. Un dato curioso es que lo que primero se ajusta son las propiedades ofertadas. La razón es que en un contexto de incertidumbre, el wait & see califica también para los propietarios.

Es decir muchos retiran las propiedades para reingresarlas luego: se suele detectar un rebote cercano al 40 por ciento en la cantidad de pisos en oferta. Sin embargo, en L.J. Ramos aclaran que esta es una ocasión especial: el segmento residencial cae desde julio de 2018 por la volatilidad cambiaria, el resultado de las elecciones primarias, y un escenario de alta inflación y caída en el poder adquisitiva. Y concluyen que los inmuebles no seguirán aumentando y quizá sea el momento de ajustar la oferta. Igual esta excepción a la regla no altera la conclusión : comparado al sector financiero, el real estate es resguardo de capital.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.