El plan que busca recuperar los edificios históricos

El Gobierno de la Ciudad avanza en la puesta en valor de las construcciones antiguas y revitaliza las calles porteñas; los casos
El Gobierno de la Ciudad avanza en la puesta en valor de las construcciones antiguas y revitaliza las calles porteñas; los casos
Silvina Vitale
(0)
25 de mayo de 2019  

Varias son las obras de restauración sobre edificios con protección patrimonial que se realizaron o están en proceso en la Ciudad de Buenos Aires. Las tareas sobre los inmuebles protegidos integran estas estructuras dentro del paisaje urbano a la vez que revalorizan la zona y los alrededores. "Se trata de monumentos históricos sobre los que hay una puesta en valor, una intervención que por derrame impacta positivamente en toda la zona", señala Leontina Etchelecu, doctora en Historia del Arte, quien también participó como asesora patrimonial en varias de estas remodelaciones.

El Planetario Galileo Galilei, el Teatro Cervantes, el Eco Parque -ex Jardín Zoológico- que aún sigue en obra, la confitería El Molino -en la que acaban de iniciarse las obras en su interior-, la casa de Virrey Liniers, los ex hoteles Chile, Paris, Metropole y La Fresqué, la antigua Casa América-histórico local de compra de instrumentos musicales que cerró sus puertas en la década del 90- y el Mercado de los Carruajes. Estos son ejemplos de los emblemáticos edificios en proceso de restauración.

A la hora de definir qué proyecto se renueva, fuentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, explican que el criterio de selección de las estructuras tiene en cuenta su estado de conservación, el valor de la obra, su singularidad, su valor intangible y su carga histórica. En algunos se lleva adelante el tratamiento de las fachadas como un impulso para luego iniciar trabajos en el interior. "Toda restauración consta de estudios previos para determinar qué procedimientos son los adecuados para cada caso, a fin de respetar la arquitectura de la época en que fueron realizados", señala Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad.

Entre las estructuras que fueron remodeladas, una de las obras más importantes fue la que se hizo en el Planetario de Buenos Aires. El edificio creado en 1967 nunca había sido conservado. "Tiene una tipología constructiva, ideada por el arquitecto Enrique Jan, a partir del triángulo equilátero. La particularidad es que todo está concebido a partir de esta figura que se replica en el piso y en la cúpula. Mi tarea como asesora patrimonial fue para que durante la restauración se conservaran rigurosamente las características formales, materiales y espaciales de la obra. En este caso, respetar la materialidad de los componentes, fue una tarea que llevó mucho tiempo", asegura Etchelecu, quien asesoró en este proyecto.

El ex zoológico

Otro ejemplo es el Ecoparque ubicado en la terreno en donde funcionaba el zoológico de Buenos Aires. El predio cuenta con 42 edificios históricos, más nueve puentes y 18 esculturas en 17 hectáreas de Palermo. "Son estructuras que fueron concebidas a fines del siglo XIX, principios del XX cuando el concepto de exhibición de los animales estaba más para regocijo del visitante que para el bienestar del animal. A lo largo de los sucesivos concesionarios privados se produjo una desnaturalización de los edificios, no se respetaron políticas de natalidad de las especies y eso hizo que las construcciones colapsaran", cuenta Etchelecu, quien formó parte del equipo que trabajó en estas restauraciones hasta 2018. Por el momento, el ex Jardín Zoológico está abierto en forma parcial y continúan los trabajos de refacción de fachadas e interiores de los edificios.

Por otro lado, en septiembre se inaugurará el Mercado de los Carruajes, otra emblemática construcción de la ciudad de Buenos Aires en la que se destinaron 6 millones de euros ubicada en plena zona de oficinas de Retiro. Se trata de una iniciativa público privada a cargo de un grupo de inversores liderado por Horacio Blanco. Este proyecto ubicado en la avenida Alem al 800 está inspirado en los mercados europeos como el San Miguel y San Antón en Madrid o el Borough Market de Londres o La Grande Epicerie en París y albergará restaurantes, cafés y también distintas propuestas de productos gastronómicos regionales. En la planta baja del Mercado se ubicará el paseo de compras que ofrecerá una gran variedad de productos envasados, de despensa, frescos y orgánicos provenientes de los mejores productores de distintas regiones del país; y otros productos importados provenientes de España, Italia, Francia, Suiza y el resto del mundo. En el primer piso y la terraza convivirán distintos tipos de comidas y sabores que generarán un lugar de ocio gastronómico y de encuentro con una nueva experiencia de consumo. Aquí los mejores productores independientes, chefs y restaurantes argentinos podrán ofrecer la mejor calidad a los visitantes, con un servicio gourmet al alcance de todos." "Es gratificante tener a cargo la restauración de un edificio icónico como es la cochera de los Carruajes Presidenciales, un edificio que después de la puesta en valor va a ser una de las atracciones turísticas más visitadas de la Ciudad y un lugar histórico para que disfrutemos todos", relata Blanco.

"La restauración de la fachada se hizo con rigor histórico. La resignificación del presente no tenía por qué modificar el pasado, por eso éste va a estar representado a través de la conservación de las primeras paredes, del ladrillo a la vista y de la tipología constructiva madre. También se va a dar testimonio de lo histórico a través de fotografías u objetos. Además de recuperar la estructura arquitectónica existente, la obra se adapta el diseño innovador en su interior de acuerdo a la nueva función comercial", relata Etchelecu haciendo referencia al edificio construido por el ingeniero y arquitecto italiano Emilio Agrelo, el mismo que levantó las Galerías Pacífico, en la época de la presidencia de Julio Argentino Roca.

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, también avanzó sobre la puesta en valor de las fachadas de edificios históricos ubicados sobre la avenida de Mayo. Las tareas de restauración tuvieron por objeto la revalorización y revitalización de los edificios, preservando las características de la arquitectura edilicia de las primeras décadas del siglo pasado. "El objetivo fue enaltecer el valor histórico arquitectónico patrimonial, a la par de generar un nuevo paisaje urbano que revitalice el espacio público", aseguran desde el Ministerio.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.