Por amor: recorrió pasillos de hospital y gastó suelas hasta que él dijo “basta”