La nueva ley de residencias médicas, suspendida

Por unanimidad y tras un paro, la Legislatura dejó sin efecto la norma; redactarán otro texto en conjunto con los profesionales
Fabiola Czubaj
(0)
6 de diciembre de 2019  

Por unanimidad, ayer la Legislatura dejó sin efecto la ley de residencias y concurrencias médicas que había sancionado hacía exactamente una semana. Lo hizo al aprobar un proyecto de resolución que presentó el oficialismo para anular la flamante norma, que provocó el primer paro en la ciudad de los más de 4000 médicos en formación que atienden en los hospitales porteños.

Desde muy temprano, los profesionales reunidos en la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la ciudad y con apoyo de partidos políticos se manifestaron en los alrededores del Palacio Legislativo en pleno centro porteño. La convocatoria la habían lanzado ayer, luego de una reunión en la sede del gobierno, donde les informaron que los legisladores oficialistas Daniel Presti, presidente del bloque Vamos Juntos, y Diego García, vocal de la Comisión de Salud, habían solicitado por escrito que la Legislatura dejara sin efecto la ley que entraría en vigor el 1º de enero.

Ayer, se aprobó la derogación pasado el mediodía. En la agenda del día, estaba previsto que fuera el último tema de una sesión maratónica, junto con asuntos como el presupuesto 2020 y la rezonificación de predios. La votación fue por unanimidad, con 58 votos.

"Celebramos esta decisión porque Evolución no acompañó el proyecto la semana pasada. Asimismo, debemos avanzar en un marco regulatorio que contemple las condiciones laborales, la importancia del trabajo de los residentes y concurrentes y que incluya todas las visiones en un proceso de construcción de diálogo y consenso", expresó el legislador Juan Francisco Nosiglia, de Evolución.

Su par, Victoria Montenegro, de Unidad Ciudadana, que ayer pidió la palabra durante la sesión, recibió críticas a través de su cuenta de Twitter al difundir un video con el festejo de los residentes que habían entrado al recinto para seguir la votación.

"Ganó la lucha, ganaron los residentes y concurrente, ganó la salud pública", tuiteó Montenegro. Enseguida, otros usuarios le recordaron que había firmado el dictamen de comisión con el proyecto de ley que pasó al recinto y, ayer, quedó sin efecto. En las copias del texto original, se puede ver la firma de Montenegro entre otros nombres de los 10 legisladores que suscribieron ese despacho.

Mientras tanto, en la calle, los profesionales que estaban manifestando desde pasadas las 8 celebraron la medida. Luego, se movilizaron hasta la Plaza de Mayo, donde hicieron una asamblea pública y decidieron levantar el paro, que había empezado a afectar el normal funcionamiento de los centros de salud porteños. También, acordaron continuar con las asambleas en los hospitales y, el miércoles próximo, al día siguiente de que asuma el nuevo ministro de Salud de la ciudad, hacer una asamblea general en el Hospital de Niños Pedro de Elizalde para acordar las propuestas con las que irán a conversar con el titular de la cartera, Fernán González Bernaldo de Quirós.

En la reunión de anteayer con las autoridades porteñas, los delegados de los médicos en formación se comprometieron a "iniciar una mesa de diálogo con la participación de una mesa interdisciplinaria de trabajadores de la salud residentes y concurrentes para formular una nueva ley". Además, de acuerdo con el comunicado que difundieron, manifestaron su predisposición a lograr una norma "con legitimidad".

De parte del Ejecutivo, como publicó LA NACION, se revisará el contenido de los artículos más conflictivos para acordar su contenido con el resto de las partes. En esta línea, respondió ante la consulta el legislador José Luis Acevedo, de Vamos Juntos e impulsor de la ley de residencias y concurrencias: "Habrá una mesa de negociación, donde se construirá una ley para que salga un texto con consenso total. En asuntos como este, donde confluyen distintos intereses, esta experiencia nos sirve a todos por igual para legislar mejor en el futuro".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.