Resiliencia. Los traumas no se curan a solas