Fue detectada en distintas poblaciones. Una variación genética aumenta el riesgo de asma