Vacunas contra el coronavirus: cómo se modifican y qué tan fácil se actualizan