Penalistas rechazan las medidas masivas tomadas para descomprimir la situación en las cárceles

Los presos amenazan con repetir motines en caso de no lograr excarcelaciones
Los presos amenazan con repetir motines en caso de no lograr excarcelaciones Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
(0)
29 de abril de 2020  • 00:18

Reconocidos juristas criticaron los fallos de cámaras penales que habilitaron la posibilidad de morigerar penas con el pretexto de la necesidad de retirar a presos de las cárceles para evitar un hacinamiento que aumentaría la peligrosidad de un potencial contagio del coronavirus Covid-19. A partir de sus muchos años de trabajo en los tribunales, la mayoría de los penalistas consultados alertó sobre el riesgo de tomar decisiones colectivas, comolas excarcelaciones masivas reclamadas por los reclusos en diferentes motines, sin tomarse en cuenta las particularidades de cada caso.

Alberto Piotti,exjuez federal de San Isidro y que se desempeña com penalista, manifestó su oposición a las resoluciones de la Cámara de Casación Penal Federal y de la Cámara de Casación penal bonaerense que establecióel otorgamiento de prisiones domiciliarias a centenares de presos. "No estoy de acuerdo, en absoluto, con la liberación masiva e indiscriminada de detenidos. Tampoco comparto la decisión de conceder la prisión domiciliaria en ciertos casos en particular".

"Estas resoluciones constituyen el producto de la interpretación equivocada que hacen muchos magistrados, jueces y fiscales. Analizado caso por caso puede existir alguna razón para buscar una medida alternativa a la prisión, pero estoy en contra de las liberaciones masivas", agregó el exmagistrado que investigó a la banda de secuestradores integrada por el clan Puccio.

Preocupa en aumento de tensión en los unidades penales
Preocupa en aumento de tensión en los unidades penales Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Piotti, también se refirió a las declaraciones del presidente Alberto Fernández, quien avaló estas decisiones de otorgar la prisión domiciliaria a presos por la pandemia. "Me extraña después de haber compartido muchos años la cátedra de Derecho Penal en la Universidad de Buenos Aires, la actual opinión que tiene el presidente Alberto Fernández. Ahora opina de manera muy diferente a su época de profesor", expresó Piotti, quien escribió un libro con el presidente Fernández, titulado: "Defensa de la democracia. Nuevo enfoque sobre la represión de los delitos que atentan contra el orden constitucional".

Me desempeñé como juez, diputado y secretario de Seguridad bonaerense y puedo asegurar que, lo mire desde dónde se lo mire y partiendo del respeto a la presunción de inocencia, lo que están haciendo"
Alberto Piotti

Por su parte, León Carlos Arslanian, exministro de Justicia y Seguridad bonaerense e integrante del tribunal que condenó a las juntas militares, se mostró de acuerdo con mejorar las condiciones de alojamiento carcelario para descomprimir la situación dentro de las prisiones, aunque pidió revisar cada pedido de excarcelación en lugar de tomarse en cuenta beneficio colectivos: "El encarcelamiento en la Argentina hoy se cumple, la mayoría de las veces, en establecimientos que no satisfacen las condiciones mínimas requeridas por la ONU, organismos internacionales e incluso fallos de la Corte. Y el eje alrededor del cual se debe resolver es el principio consular de la Constitución Nacional, que prescribe que las cárceles deben ser sanas y limpias, no para castigo sino para seguridad de quienes están alojados en ella". Cuando hay hacinamiento, se resiente ese principio de la seguridad, que no significa solo evitar que el preso se fugue, sino, por ejemplo, garantizar su salud. Y en esto, el Estado tiene responsabilidad por las consecuencias que puedan derivar de las omisiones de su parte".

"En el actual contexto agregó Arslanian-, se deben encontrar caminos alternativos para atenuar las consecuencias del impacto que puede tener el problema de la pandemia en las cárceles, donde es imposible lograr el aislamiento o mantener una distancia precautoria entre reclusos porque no están dadas las condiciones edilicias para eso".

Los reclusos de la cárcel de Villa Devoto forzaron una negociación directa con la Gobierno mediante una revuelta
Los reclusos de la cárcel de Villa Devoto forzaron una negociación directa con la Gobierno mediante una revuelta Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Sin embargo, aclaró su posición sobre los recientes fallos que causaron una fuerte polémica pública: o a quienes purgan penas extensas, porque eso está vinculado con la magnitud del hecho cometido y con el daño familiar y personal que ha representado el delito cometido".

La Casación ha emitido un fallo que devuelve a los jueces la facultad para que tomen las decisiones. En mi opinión, sería un error grave que se interpretara esta situación como un jubileo"
León Arslanian

"El principio de descomprimir aliviar y morigerar las condiciones debe ejercerse gradualmente -dijo Arslanian- y teniendo en consideración los casos que tengan menos lesividad. Es un tema de racionalidad pura. Si uno debe decidir a quiénes va a poner en libertad debe usar criterios bien pragmáticos. Reexaminar las prisiones preventivas cuando ya no existan riesgos procesales o de fuga, y la naturaleza y gravedad del hecho cometido. Los jueces pueden hacerlo rápido porque ya han evaluado recientemente sus situaciones. Con los condenados, a los que ya no los ampara el principio de inocencia, hay que ser estrictos. Se puede revisar la situación de quienes estén cerca de cumplir las penas. Al que tiene una pena alta seguramente evaluará y le convendrá más profugarse que regresar al penal cuando pase la situación de excepción".

Para Jorge Anzorreguy, quien se desempeñó como juez Nacional de Instrucción, "las libertades masivas no constituyen decisiones racionales. Al contrario, se trata de resoluciones sentimentales. No se puede ni se debe tomar resoluciones apresuradas. Cada decisión judicial debe ser meditada y racional".

Y agregó: "No se puede generalizar. En el Derecho Penal no existe un caso igual a otro. Por tal motivo no corresponde dictar resoluciones que afecten a muchas personas porque cada caso es distinto al otro y es deber del magistrado que tiene a su cargo un caso en particular resolver después de analizar las circunstancias especiales de cada procesado o condenado"

"Uno entiende que la la situación en las cárceles es grave, pero la solución no está en otorgar libertades masivas. Los remedios tienen que aplicarse de acuerdo a los males. Pero el hecho de que tengamos que enfrentar esta realidad de la pandemia, no significa que se deben abrir las puertas de las cárceles y otorgar libertades a todos los detenidos. Se debe buscar el aislamiento del detenido dentro del penal sin darle la libertad", concluyó Anzorreguy.

No se puede generalizar. En el Derecho Penal no existe un caso igual a otro. Por tal motivo no corresponde dictar resoluciones que afecten a muchas personas porque cada caso es distinto al otro"
Jorge Anzorreguy

El abogado Juan Pablo Vigliero opinó: "Si las personas está detenidas con prisión preventiva, aunque le moleste a la opinión preventiva, el máximo legal es de dos años, que se puede prorrogar por un año en casos excepcionales. Hay mucha gente detenida con los plazos vencidos y, aunque no nos guste o no, gozan del principio de inocencia. Si esas personas integrasen grupo de riesgo y no representan peligro de fuga entonces podría recurrirse a alternativas como arrestos domiciliarios u otras morigeraciones"

Y agregó "Si las personas no tiene los plazos excedidos, hay que prestar atención si continúa el peligro procesal, es decir que si les otorga la libertad pueden darse a la fuga o entorpecer la investigación deben continuar en prisión y si están dentro de los grupos de riesgo deben atenderse intramuros. Si la persona está condenada debe cumplir la pena y si tiene una enfermedad hay que atenderlo dentro de la unidad o en alguna dependencia penitenciaria. Pero tiene que cumplir la pena".

Los presos exigieron excarcelaciones y otros beneficios judiciales
Los presos exigieron excarcelaciones y otros beneficios judiciales Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

"Siendo escasos los recursos -indicó Vigliero- y sin poner en riesgo a la sociedad hay que empezar de menor a mayor: primero hay que darle atención a las personas que tienen vencidas los plazos de prisión preventiva, después a lo que están en prisión preventiva dentro de los plazos. No está mal que si van a estar a disposición o con custodia en los domicilios lo saques de la cárcel, porque gozan de presunción de inocencia. La situación de los condenados es más complicada. El Estado tiene la obligación de resguardar su integridad física pero no esto no significa que los tenga que poner inmediatamente en libertad"

El abogado Alejandro Carrio, en tanto, afirmó: "Creo es que debería hacerse un buen análisis previo acerca de posibles re localizaciones en lugares tales como regimientos militares u otros con espacio. La idea de liberar condenados debería ser un recurso más bien extremo".

Sobre las polémicas excarcelaciones de detenidos en medio de la pandemia de coronavirus, el exjuez Eduardo Gerome sostuvo: "No encuentro razón para que haya arrestos domiciliarios o morigeraciones de las pena. Una vez más, queda claro que los magistrados prefieren a los delincuentes que a las víctimas. Se trata de una política desacertada. Hay que analizar caso por caso y no dictar resoluciones y beneficios colectivos. Lo que realmente hay que hacer es tener cárceles con las condiciones de salubridad necesarias para evitar el contagio de Covid-19. Estas políticas de morigeraciones de las penas y las decisiones de los jueces en este sentido hacen que se generen las condiciones necesarias para los motines carcelarios".

No encuentro razón para que haya arrestos domiciliarios o morigeraciones de las pena. Una vez más, queda claro que los magistrados prefieren a los delincuentes que a las víctimas
Eduardo Gerome

Diferente es la mirada del penalista Gustavo Feldman, que ejerció la defensa del exjefe del Ejército César Milani: "La prisión preventiva o la condena de prisión no puede transformarse en este contexto sanitario en una condena a muerte".

El letrado recordó que "el peor delincuente tiene los mismos derechos que el mejor ciudadano". Feldman sostuvo que "con independencia de las condiciones de detención de cada preso, el fallo de la Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires consideró probado judicialmente que la pandemia agrava las situaciones de detención a tal punto de poner en riesgo la vida de los internos". El abogado penalista rosarino afirmó que "la muerte de un recluso no conculca derecho alguno de la víctima".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.