Aconsejan ampliar la lista de narcóticos

Dos acusados libres, pues tenían pastillas que no eran "drogas"
(0)
2 de mayo de 2015  

El avance de la investigación de la banda que vendía éxtasis en fiestas electrónicas y privadas chocó con una realidad que pide la urgente modificación de la ley de drogas: dos de los sospechosos fueron liberados y beneficiados con una falta de mérito porque las sustancias químicas que les fueron secuestradas en la actualidad no están consideradas como estupefacientes, "a pesar de que pueden provocar un efecto al menos similar o tal vez mayor que el propio MDMA [el principio activo del éxtasis] y LSD".

Así lo sostuvo el juez federal Sergio Torres. El magistrado, que procesó por tráfico de estupefacientes a nueve sospechosos, pero tuvo que liberar a dos imputados, libró un oficio al Ministerio de Salud de la Nación, a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), a la Sedronar y a la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico de la Cámara de Diputados para explicar la problemática y "para que, con la urgencia del caso y dentro de la órbita de sus competencias, concreten las medidas que estimen corresponder".

Una de las personas que recibieron la falta de mérito fue identificada por fuentes judiciales como Martín Asci, de 24 años. El 17 de marzo pasado, cuando el secretario de Seguridad, Sergio Berni; el jefe de la Policía Federal, comisario general Román Di Santo; el jefe de la Superintendencia de Drogas Peligrosas, comisario mayor Néstor Roncaglia, y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, dieron a conocer el hallazgo de una cocina de éxtasis en Olivos, Asci fue uno de los sospechosos que fue retirado de una casa en Bermúdez al 2100 esposado y con la cara descubierta ante la vista de los medios de comunicación, situación que motivó su queja cuando fue indagado.

Asci recibió la falta de mérito y recuperó la libertad después del peritaje hecho por la División Laboratorio Químico de la Policía Federal, que "determinó que el material que le fue secuestrado no se encontraba incluido dentro del listado incorporado mediante el decreto 299/2010, que hace al concepto de estupefacientes".

Según explicó el juez Torres en su resolución, al joven se le secuestraron 7091 pastillas en forma de fantasma con presencia de butilona y 236 pastillas con el dibujo de una "W" con presencia de xilocaína, cafeína, teofilina y fluoxetina.

"Se puntualizó que la butilona se trata de una droga estimulante y entactógeno, es decir que provoca sensación de bienestar y aceptación; la teofilina un broncodilatador y la fluoxetina, un antidepresivo", explicó el magistrado.

Por su experiencia, para Torres "el listado incorporado mediante el decreto 299/2010 que hace al concepto de estupefacientes luce alarmantemente desactualizado".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.