Analizan los posibles vínculos de los policías con el narcomenudeo

El cuádruple crimen abrió una investigación paralela sobre la comisaría local
La comisaría local quedó en el foco de la controversia
La comisaría local quedó en el foco de la controversia
El cuádruple crimen abrió una investigación paralela sobre la comisaría local
Gustavo Carabajal
(0)
25 de mayo de 2019  

La investigación de los homicidios de tres adolescentes y un joven, de 22 años, en San Miguel del Monte, sumó más policías detenidos y denuncias de supuestos vínculos de una parte de la dotación de la comisaría local con una banda de narcomenudeo. Aunque todavía, los responsables de la pesquisa no pudieron establecer por qué al menos dos de los uniformados acusados dispararon contra el vehículo en el que viajaban cinco jóvenes inocentes y desarmados.

Fuentes oficiales indicaron que el proyectil hallado en el cuerpo de uno de los jóvenes fallecidos fue disparado con la pistola 9 mm reglamentaria de uno de los ocho uniformados detenidos, mientras que las cápsulas del mismo calibre, encontradas por un vecino en el recorrido en el que se desarrolló una parte de la persecución, dieron positivo en la comparación balística con otra de las seis armas secuestradas.

A partir de todas las pruebas halladas hasta el momento, la fiscalía determinó que hubo al menos dos patrulleros en la persecución y un tercer vehículo policial, que se sumó casi al final del trayecto. Desde la fiscalía esperan que el móvil de los homicidios pueda surgir de las declaraciones indagatorias de alguno de los ocho policías detenidos, quien ante la posibilidad de enfrentar un procesamiento por cuatro homicidios se quiebre y revele el motivo.

La otra forma de obtener el móvil de la agresión está en la posibilidad de que Rocío, de 14 años y única sobreviviente de la tragedia, se recupere y pueda contar lo que pasó dentro del Fiat 147 y con los policías que los persiguieron. Anoche, la adolescente seguía internada en grave estado en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela.

El tío de Aníbal Suárez, dueño del Fiat 147, dijo que este había sido extorsionado por la policía semanas atrás. Afirmó que lo habían parado en un control vehicular y su sobrino no tenía los papeles del Fiat 147, que había comprado recientemente, y que los policías le habrían pedido una coima de $4000. La noche de la tragedia, los policías habrían intentado detener nuevamente a Aníbal, pero esta vez decidió escapar.

"Tenemos que ser muy cuidadosos con las hipótesis para no revictimizar a los jóvenes fallecidos y a sus familiares", expresó uno de los máximos responsables de la investigación. Según fuentes judiciales, la policía fue acusada de intentar influir sobre un testigo clave para tratar de encubrir a sus compañeros que habían perseguido y disparado contra el Fiat 147.

La Justicia, además, investiga la veracidad de un video incorporado en el expediente en el que se indicó que parte de la dotación de la comisaría local estaría vinculada con la protección de una banda dedicada al narcomenudeo en San Miguel del Monte. Se trata de una grabación que se viralizó en las redes sociales, aunque no se comprobó si la imputación que se formula tenía algún fundamento.

La participación de la mujer policía en la maniobra de encubrimiento fue revelada por Rodrigo, el testigo que vio la persecución y escuchó los disparos. La uniformada intentó influir sobre la declaración del testigo para favorecer la situación de sus compañeros.

Otra de las versiones que investiga la Justicia apunta a establecer si alguno de los policías involucrados en la tragedia le ofreció dinero al dueño del camión contra el que chocó el Fiat 147, para cambiar su versión de la tragedia.

Hasta el momento, 15 policías fueron desplazados de sus cargos por sus vinculaciones en los disparos, entre ellos los ocho detenidos.

Cuatro de los ocho policías apresados fueron acusados por el fiscal de su presunta responsabilidad en cuatro casos de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por tratarse de miembros de una fuerza de seguridad. Mientras que los otros cuatro efectivos fueron imputados de encubrimiento y falsedad ideológica de instrumento público.

La jueza Marcela Garmendia describió las acusaciones al aceptar el pedido del fiscal para que confirme las detenciones del suboficial Rubén Alberto García y los oficiales Leonardo Daniel Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Ibáñez. Los cuatro fueron acusados de los homicidios de Camila López, de 13 años; Danilo Sansone, de 13; Gonzalo Domínguez, de 14, y Aníbal Suárez, de 22. La imputación también incluyó el intento de homicidio de Rocío, de 14 años.

En tanto, Garmendia imputó a los oficiales José Alfredo Domínguez, Cristian Righero y Juan Gutiérrez, además de la mujer policía detenida anoche, que habría sido identificada como Melina Bianco, por el encubrimiento agravado. Para la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, "hay aristas de gravedad en el caso, que demuestran que hay algo más complejo detrás del hecho".

Entre los detenidos no figura el subcomisario Franco Micucci, debido a que no participó de la persecución, aunque algunos testigos lo vieron, con ropa de civil, en la escena del crimen. No obstante, el jefe de la seccional de San Miguel del Monte fue uno de los 15 policías desplazados de sus cargos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.