Arrestaron a dos comisarios por sus vínculos con un importante narco rosarino

El jefe operativo de la Policía de Investigaciones y su hermano fueron detenidos
El jefe operativo de la Policía de Investigaciones y su hermano fueron detenidos
Germán de los Santos
(0)
6 de junio de 2019  • 20:16

ROSARIO.-Martín y Fernando Rey son hermanos y comisarios de la Policía de Investigaciones de Santa Fe, donde hoy fueron detenidos por integrar una asociación ilícita con Esteban Alvarado, uno de los jugadores más pesados de la narcocriminalidad rosarina, que está preso, acusado del crimen de un prestamista.

La investigación en torno a Alvarado, quien fue detenido el 2 de febrero pasado en Embalse Río Tercero, tras estar prófugo dos meses, derivó en la fuerte sospecha de que la organización que comanda este hombre está integrada por altos jefes policiales, como ya ocurrió en otras causas donde la raíz del delito es el narcotráfico.

Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappapietra ordenaron ayer la detención de los hermanos Rey, que forman parte de la estructura jerárquica de la Policía de Investigaciones (PDI), una nueva fuerza que se creó como consecuencia de los recurrentes hechos de corrupción que afectada a la Policía.

Martín Rey es el jefe operativo de la PDI y su hermano Marcelo, su principal colaborador en esa función. Eran quienes ejecutaban gran parte de las órdenes del Ministerio Público de la Acusación en causas de relevancia. Mañana serán imputados como miembros de una asociación ilícita y por incumplimiento de deberes de funcionarios públicos. En esa audiencia se van a puntualizar los hechos por los cuales hoy fueron arrestados por efectivos de la Dirección de Asuntos Internos de la Policía.

Cuando los fiscales ordenaron seguir la pista de Alvarado, acusado de ser el autor intelectual del crimen de Lucio Maldonado, ocurrido el 11 de noviembre pasado y cuyo cuerpo fue encontrado con tres disparos en la colectora de la autopista Buenos Aires-Rosario, se toparon con los primeros indicios de que miembros de la policía estaban en connivencia con el prófugo, que ya había estado preso en la provincia de Buenos Aires por una causa de robo de autos de alta gama.

En 14 allanamientos que se realizaron en Rosario y localidades cercanas se secuestró una gran cantidad de documentación sobre las supuestas propiedades de Alvarado y de su familia, que vivía en un importante country de Funes. Los investigadores decidieron allanar otras propiedades y cuando tocaron el portero de uno de los departamentos de Condominios del Alto, en la zona de la ribera del Paraná, los atendió uno de los jefes de Drogas Peligrosas de la PDI Javier Makhat, quien fue pasado a disponibilidad y está siendo investigado como supuesto testaferro de Alvarado.

Ese jefe policial junto con otros tres agentes de Drogas Peligrosas fueron apuntados en un informe que envió el comisario Gustavo Pereyra el 3 de abril de 2013 a la secretaría de Delitos Complejos. Decía que Makhat y otros tres jefes policiales eran testaferros de Alvarado, quien les había donado terrenos en el country Puerto Roldán. Sin embargo, el que fue detenido fue el denunciante Pereyra, acusado de ser miembro de la banda de Los Monos. En abril de 2018 fue absuelto y actualmente es querellante en una causa contra los titulares de esa secretaría, Ana Viglione y Andrés Ferrato.

La semana pasada Alvarado sumó otro crimen por el que está siendo investigado: el doble homicidio de quien sería su ex socio Luis Medina y su novia Justina Pérez Castelli, quienes fueron acribillados el 29 de diciembre de 2013.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.