Asesinaron a una pareja en un asalto

El hombre, de 71 años, y la mujer, de 62, fueron baleados en su vivienda
(0)
12 de junio de 2019  

Un matrimonio de jubilados fue asesinado durante un asalto en su casa de Parque Avellaneda. Cuando los policías de la comisaría de la zona entraron en la vivienda hallaron el cuerpo del hombre, de 71 años, con una almohada en la cabeza y dos balazos. A su lado, los efectivos hallaron el cadáver de la mujer, de 62 años.

La escena del crimen se completaba con un notable desorden en el interior de la vivienda. A partir del análisis del contexto en el que fueron encontrados ambos cuerpos, los investigadores abonaron la presunción del robo como móvil del doble asesinato.

Los cuerpos fueron detectados pocos minutos antes de las 16, cuando efectivos de la Policía de la Ciudad que recorrían la zona advirtieron que el portón de una casa, situada en Garzón al 3500, se encontraba abierto. Ante esta situación, los uniformados intentaron avisarles a los moradores de la vivienda, pero nadie respondió.

Al escuchar que los policías llamaban infructuosamente a los dueños de la vivienda, un vecino se acercó a los uniformados y les comentó que a una cuadra vivía la hija del matrimonio que habitaba la casa. Esa mujer acompañó a los agentes al interior de la finca.

De acuerdo con las fuentes policiales, al ingresar en la vivienda los detectives advirtieron un gran desorden y encontraron asesinados al hombre, que tenía una almohada sobre la cabeza y dos orificios de bala, y a la mujer, que también fue baleada. Según fuentes policiales, las víctimas habrían sido identificadas como Alfredo Chirino, de 71 años, y María Delia Speranza, de 62.

Anoche, los policías seguían con el trabajo de peritaje en la escena del doble homicidio para tratar de establecer si había faltantes de algún elemento de valor o dinero.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional Nº 1, a cargo de Estela Andrades, quien ordenó que se preservara la escena del crimen y caratuló el hecho como "homicidio en ocasión de robo".

Además, la fiscal solicitó la presencia de la Unidad Criminalística Móvil, de personal de la División Homicidios y ambulancias del SAME.

Con respecto a la investigación, la representante del Ministerio Público también ordenó a los policías que realicen un relevamiento de todas las cámaras de seguridad instaladas en la zona, con el objetivo de encontrar pistas sobre los autores del doble asesinato.

Disparos silenciosos

Uno de los objetivos a los que apuntaron los investigadores al revisar las imágenes de las cámaras de seguridad radicaba en la posibilidad de que, en un descuido, el rostro de alguno de los autores del doble homicidio hubiera sido grabado.

Según fuentes de la investigación el rango de tiempo para buscar a los sospechosos en las imágenes grabadas por las cámaras se fijó entre las 11 y las 16, de ayer.

El segmento de búsqueda esta relacionado íntimamente con los resultados de las autopsias, que indicaron como posible horario de las muertes un período de entre cuatro y seis horas antes del hallazgo de los cuerpos.

Otro de los elementos que intentaban dilucidar los responsables de la pesquisa estaba enfocado en por qué ningún vecino escuchó las detonaciones de bala. También se intentaba determinar si la pareja fue sorprendida y ejecutada o si hubo un intento de resistencia a los atacantes.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.