Ataque contra el rabino Davidovich: los delincuentes "contaban con una logística importante"

El gran rabino Davidovich, junto al embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman, y el rabino Elihau Hamra
El gran rabino Davidovich, junto al embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman, y el rabino Elihau Hamra Crédito: Twitter: Ilan Sztulman
(0)
27 de febrero de 2019  • 13:48

Luego del violento ataque sufrido en su departamento ubicado en la intersección de las calles San Luis y Anchorena, en el barrio porteño de Balvanera, los familiares del gran rabino Gabriel Davidovich piden que les asignen custodia federal permanente porque sienten miedo de regresar a la casa donde se produjo la agresión. "Están muy asustados", dijeron a LA NACIÓN allegados al titular del Superior Rabinato de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA). En especial, porque el curso de la investigación parece confirmar que el ataque fue planificado y demandó una importante logística. Resta conocer el móvil de la agresión.

Gabriel Davidovich continuaba hoy internado y recuperándose en el Instituto Argentino del Diagnostico y Tratamiento (IADT), después de que el domingo a la noche al menos cuatro personas irrumpieran en su casa y lo golpearon salvajemente; el gran rabino sufrió fracturas de varias costillas y la perforación de uno de sus pulmones.

Calificadas fuentes de la investigación confirmaron a LA NACIÓN datos clave sobre cómo se ideó y concretó el ataque: "Los delincuentes entraron por una ventana del baño y sabían quién era su víctima. Le pegaron de una manera brutal para que parezca un robo al voleo. Pero en realidad los delincuentes contaban con una logística importante, y realizaron inteligencia previa. De hecho, sabían perfectamente quién era".

El ataque es investigado por el fiscal Carlos Donoso Castex, con auxilio de detectives de la Policía de la Ciudad que por estas horas trabajan para capturar a los autores del hecho. Mientras, un grupo especial de agentes custodia la vivienda del gran rabino Davidovich.

Durante una recorrida por el barrio, una decena de personas confirmaron a LA NACIÓN que en esa zona de Balvanera –a dos cuadras del Abasto– nadie recuerda un ataque tan violento y desmedido como el que sufrió la familia Davidovich. El mutismo y la preocupación se respiran en la intersección de San Luis y Anchorena, cerca de la escena del hecho. Allí, un vecino que pidió mantener su nombre en reserva y que vive en una propiedad lindera a la del rabino Davidovich dijo: "No tengo miedo, pero voy a moverme con un poco más de atención cuando entre y salga de mi casa".

En los alrededores de la casa del rabino Davidovich hay al menos seis enormes edificios pertenecientes a instituciones y colegios de la comunidad judía. Todos cuentan con seguridad federal, vigilancia privada y defensas de cemento en las veredas contra potenciales atentados. Un vecino del barrio, guardia en uno de estos edificios, dijo: "Yo recuerdo casos de personas que han sido asaltadas en esta zona, incluso rabinos. También hubo algunos robos en departamentos. Pero estoy seguro de que ninguno de esos asaltos fue tan violento como este último".

Durante la recorrida de LA NACIÓN por la zona, los vecinos confirmaron que –al igual que en todo el barrio de Balvanera– son frecuentes los arrebatos y atracos de "motochorros". También denunciaron la proliferación de búnkeres de venta de drogas en casas ruinosas y tomadas; en esas calles todos recuerdan que el 17 de septiembre del año pasado, a muy pocos metros de la casa del gran rabino, una mujer de 27 años fue ejecutada de siete balazos en un ajuste de cuentas entre narcos.

Muestras de afecto y solidaridad

Luego del salvaje ataque contra el gran rabino Davidovich se multiplicaron los mensajes de repudio contra la acción criminal, y, también, los gestos y mensajes de afecto y solidaridad con la familia atacada. El embajador de Israel en la Argentina, Ian Sztulman, visitó a Davidovich en la clínica, mientras que el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, habló sobre el ataque y dijo: "No debemos permitir que el antisemitismo levante la cabeza".

En la misma línea se manifestó, en diálogo con LA NACIÓN, el secretario de Ambiente, el también rabino Sergio Bergman, que ratificó el compromiso del Gobierno para garantizar "una investigación que permita saber quiénes fueron los atacantes y cuál fue el motivo" ya que la agresión contra la familia Davidovich "no puede reducirse a un hecho delictivo por la brutalidad y la violencia ejercidas".

A través de las redes sociales también se manifestó el presidente Mauricio Macri, que dijo: "Repudiamos el ataque que sufrió el gran rabino Gabriel Davidovich en su casa. Lo acompañamos en su recuperación y tiene nuestro apoyo para que la investigación encuentre a los responsables".

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.