Bullrich buscará convencer a fiscales

La ministra pedirá un trato diferente al delito de motochorros
La ministra pedirá un trato diferente al delito de motochorros Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
Daniel Gallo
(0)
10 de febrero de 2019  

El beneficio judicial de la excarcelación siempre quedó en medio de la polémica pública. Y casos resonantes amplifican la controversia. Eso pasó en estos días al conocerse la libertad otorgada a un motochorro que no solo había robado nueve veces en pocas horas, sino que estaba en la calle atacando a vecinos mientras aguardaba ser juzgado por asaltos cometidos pocos meses antes. El concepto de "puerta giratoria", la idea de que la policía arresta a sospechosos y los jueces los liberan casi de inmediato, quedó instalado como uno de los problemas básicos que provocan el crecimiento del delito. Así lo entienden también las autoridades nacionales. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich , sostendrá en los próximos días reuniones con los procuradores bonaerenses y porteños para intentar unificar criterios al menos en las fiscalías. El mensaje que será transmitido por el Poder Ejecutivo hará referencia a la necesidad de mantener bajo arresto a los motochorros.

Bullrich entiende que ese ataque en motos es uno de los mayores temores en las calles metropolitanas, también es la modalidad que tuvo un fuerte crecimiento en los últimos años. El Ministerio de Seguridad de la Nación presentó hace dos años en el Consejo de Seguridad Interior un protocolo de acción contra motochorros, que implicaba la prohibición de circulación de dos personas en una moto en algunas áreas. Eso hizo el alcalde Antanas Mockus en Bogotá para frenar esa variante del delito. Mockus, un hombre de izquierda, del Partido Verde, no dudó en usar todas las alternativas para disminuir los altos índices de violencia en Bogotá. El plan de Bullrich fue aprobado por todos los ministros de Seguridad provinciales, pero ningún distrito se adhirió finalmente a ese protocolo -para evitar protestas de usuarios de motos- y los motochorros aumentaron en número y agresividad.

"Empecemos a aplicar las leyes. Lo que tenemos que hacer es que los cambios culturales se impregnen más rápido en los distintos sectores. El delito cometido por los motochorros no se puede poner como hurto común, porque es un robo con violencia. Eso es lo que tienen que comprender los jueces. La probation no puede ser utilizada siempre y de cualquier manera", dijo la ministra Bullrich en el programa Terapia de noticias , en LN+ .

Los robos en la modalidad de motochorros crecieron en 2018 3% con relación con 2017, según las denuncias realizadas por vecinos de la ciudad de Buenos Aires. El mes pasado, las autoridades porteñas presentaron las estadísticas anuales obtenidas en el mapa del delito y se consignaron 11.166 ataques de motochorros en esos 12 meses analizados. Si bien esa modalidad representa un 10% del total de robos y hurtos (112.659 denuncias en 2018 en la ciudad), en algunos barrios es particularmente alta la influencia de los motochorros en la inseguridad colectiva. En Palermo esos ataques representan el 21% de todos los robos y en Caballito esa comparación alcanza al 27%.

El jubilado que quedó inconsciente esta semana tras un ataque de motochorros en Quilmes es una muestra de la violencia provocada por esa modalidad delictiva, cuyos protagonistas quedan liberados apenas con una comunicación telefónica desde una fiscalía o juzgado, que, ajustado a derecho, solo pregunta por antecedentes de condenas firmes o pedidos de captura. Cumplido el trámite, el sospechoso -atrapado con el botín- es liberado. La ley de flagrancia permitiría un juicio rápido, pero aún se aplica en pocos casos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE LN+

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.