Suscriptor digital

Bullrich: "Los traficantes de droga lavaron $ 4000 millones"

La ministra de Seguridad expuso ayer ante tres comisiones del Senado en busca de la aprobación de una ley de extinción de dominio para confiscar y usar los bienes del negocio ilegal
Daniel Gallo
(0)
3 de agosto de 2016  

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, puso ayer cifras al movimiento de drogas en la Argentina. "En los últimos cinco años, los narcotraficantes lavaron 4000 millones de pesos". La funcionaria pidió así la aprobación en el Senado del proyecto de ley de extinción de dominio, iniciativa que cuenta con media sanción de Diputados y que establecerá un mecanismo para la confiscación de los bienes narcos.

Bullrich expuso antes las comisiones de Justicia y Asuntos Penales; de Seguridad Interior y Narcotráfico, y de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta. Tendrá entre los senadores una resistencia mayor a la encontrada en la Cámara baja, donde el kirchnerismo votó en contra de esa propuesta. En ese primer debate el Frente para la Victoria fue derrotado, pero el reparto de bancas en muy diferente en el Senado. Y el presidente del bloque mayoritario, Miguel Angel Pichetto, adelantó públicamente que se buscará imponer modificaciones al texto recibido.

La ministra de Seguridad presentó el informe en una reunión de tres horas
La ministra de Seguridad presentó el informe en una reunión de tres horas Crédito: Prensa Senado

"Nosotros buscamos una herramienta para quitar inmediatamente los bienes, para que los narcos no puedan seguir utilizando ese dinero para hacer crecer el negocio", indicó Bullrich,

El proyecto aprobado en junio pasado por la Cámara de Diputados establece una instancia a cargo de la justicia en lo civil y comercial que definirá la posible confiscación de bienes de sospechosos de narcotráfico, incluso antes de que el acusado reciba la sentencia de la justicia penal. La norma no contempla sólo los casos de narcotráfico, sino otros delitos como trata de personas, terrorismo o lavado de dinero proveniente de actos de corrupción.

Una vez que un fiscal federal determine que esos bienes tienen un posible origen ilícito, se abrirá en paralelo con la causa penal un expediente en la justicia en lo civil y comercial en el cual el acusado deberá acreditar que esas posesiones fueron conseguidas con actividades comerciales lícitas.

Esos bienes serían utilizados por el Estado para equipar a las fuerzas de seguridad y para volcar mayores recursos a temas sociales. La ministra Bullrich hizo comparaciones ayer en el Senado sobre la cantidad de viviendas, ambulancias y material para hospitales y escuelas que se podría haber incorporado al recuperarse el dinero detectado en las principales operaciones antidrogas de los últimos años. Más allá de esa presentación, LA NACION publicó la semana pasada que desde 1989 el Estado sólo recuperó judicialmente 25 millones de pesos. Una cifra mínima si se toma en cuenta que desde 2012 la Justicia dictó embargos sobre bienes valuados en 17.300 millones de pesos.

El kirchnerismo en el Senado planteó la posible inconstitucionalidad de una ley que extinga el domino de bienes de un acusado sin sentencia firme. De todas maneras, la posición no sería imponer su mayoría para rechazar el proyecto, sino generar modificaciones en el texto. Si eso ocurre, la iniciativa deberá volver a ser tratada en Diputados.

Una variante fue utilizada este año por el gobierno de Santa Fe en el juicio contra el clan narco conocido como Los Monos. Con sólo la sentencia de un juicio abreviado en la justicia provincial, se decomisaron 46 vehículos de alta gama, cuatro motocicletas y nueve inmuebles.

Para ratificar su posición sobre la urgencia de cortar la financiación narco, la ministra Bullrich presentó un informe realizado en 2009 por la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, que en el análisis del mercado global de drogas estimó que los grupos narcos que operan en la Argentina tienen una ganancia anual de más de 17.000 millones de pesos, incluyéndose la rentabilidad al colocar el producto ilegal en los mercados del exterior.

El movimiento de drogas en la Argentina también puede advertirse en las cifras de secuestros. Y en ese caso, Bullrich comentó que en los últimos 15 años los decomisos cocaína y marihuana logrados por las fuerzas de seguridad provocaron a los narcos perdidas por 20.000 millones de pesos.

En la presentación de la ministra de Seguridad se incoporó, además, la estimación del gasto que demanda al Estado la actividad narco. Se apoyó en un informe de la Sedronar para señalar que el problema de las drogas demandó 788.000 millones de pesos en los últimos 15 años. En ese estudio -a las drogas ilegales se agregó el efecto causado por el consumo de alcohol y tabaco- se tomaron en cuenta las inversiones directas e indirectas del Estado nacional y de los gobiernos provinciales vinculadas a la lucha directa contra el narcotráfico, causas por infracciones a la ley de drogas, sostén de los presos, recuperación de adictos, tratamientos hospitalarios y el impacto económico en la producción por ausentismo laboral.

Se informó también en el Senado sobre la presencia en la Argentina de carteles internacionales de drogas, pero en sus aspectos más financieros y logísticos que operativos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?