Buscan en Junín a un publicista desaparecido

Juan Manuel Ferrari es buscado desde anteayer; vive en Puerto Madero y pasó por Chacabuco
(0)
9 de marzo de 2017  

Su teléfono se desactivó el lunes a las 13.40. El geolocalizador de la red social Facebook indicó algo similar. Ahora se sabe que el publicista Juan Manuel Ferrari, a quien uno de sus empleados había visto en Puerto Madero, donde vive, estuvo a las 16 en Chacabuco, de visita en lo de su madre. De ahí se habría ido a Junín, donde se cree que se iba a tener una reunión con alguien.

Es lo último que se supo de él. Ahora, la División Búsqueda de Personas de la Policía Federal Argentina (PFA), por pedido del fiscal Adrián Pérès, a cargo de la causa, rastrea Junín y zonas aledañas para intentar dar con el publicista.

"Es muy importante que se pueda encontrar el vehículo" en el que se mueve Ferrari, afirmó a LA NACION el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, que junto con su colega Patricia Apesteguy, representan al publicista en cuestiones jurídico-económicas. Según los letrados, entre varios clientes le deben al desaparecido entre tres y cinco millones de pesos.

Al referirse al "vehículo" Sánchez Kalbermatten alude a una VW Amarok de un amigo de Ferrari que el publicista usaba por un problema coyuntural con su auto. Se supone que en esa camioneta Ferrari fue a la ciudad bonaerense de Chacabuco a visitar a su madre.

El fiscal Pérès solicitó las filmaciones de las cámaras de seguridad instaladas en las cabinas de peaje por las que Ferrari debió pasar el lunes pasado de camino a Chacabuco. También requirió averiguar si la Amarok tenía instalado un rastreador satelital y pidió el registro de llamadas entrantes y salientes del teléfono celular del publicista.

Ayer, a las 18.47, en la fiscalía de Pérès terminó de declarar como testigo un sobrino y colaborador del hombre desaparecido. Contó que había estado con Ferrari el lunes a la mañana en el departamento de Puerto Madero donde vive el publicista. No notó nada extraño.

"Los deudores pueden o no estar involucrados en esta desaparición. Todo puede ser... Hay varias hipótesis: una desaparición voluntaria; un secuestro extorsivo que por alguna cuestión ajena al secuestrador se frustró, o un ajuste de cuentas vinculado con algún asunto que yo, como su abogado, desconozco, que puede tener relación con su actividad comercial o con aquellas deudas", sostuvo a LA NACION Sánchez Kalbermatten.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.