Buscan a una tarotista que se quedó con casi 200 mil dólares de dos clientes

La mujer se quedó con el dinero, algunas alhajas y otros valores
La mujer se quedó con el dinero, algunas alhajas y otros valores Fuente: Archivo
Darío Palavecino
(0)
29 de marzo de 2019  • 16:34

MAR DEL PLATA.- Una dosis de buena fe, una mayor de ingenuidad y otro tanto de necesidad o ambición facilitaron la estafa de la tarotista. La mujer, bajo promesas de realizar un trabajo espiritual para multiplicar ahorros, se quedó con casi 180 mil dólares de una de sus clientas y más de 10 mil de otro, además de algunas alhajas y otros valores.

La estafadora, aun no identificada, desapareció al día siguiente de recibir estos bienes, que recibió en un departamento donde tenía montado su lugar de atención. Los policías que allanaron el lugar solo encontraron allí una radio prendida, imágenes de distintos santos y la desolación posterior a una mudanza.

Las dos víctimas, un hombre y una mujer, denunciaron sus respectivos casos en la Comisaría 2ª, que tiene jurisdicción sobre el escenario de ambos hechos, una propiedad horizontal próxima al shopping que funciona en lo que hasta algunos años fue la terminal de ómnibus de larga distancia.

La principal damnificada declaró que le entregó casi 180 mil dólares en efectivo, además de algunas joyas que, según aseguró, la tarotista le pidió como parte de un trabajo que le prometía una vida mejor y con más recursos económicos.

El otro caso corresponde a un hombre de unos 40 años que le dejó poco más de 10 mil dólares, también tentado por ese discurso de bonanza inmediata para su vida y en particular su bolsillo. "Era muy hábil para persuadir y convencer a sus víctimas", destacan quienes llevan adelante la pesquisa.

La tarotista se hacía llamar Carolina, tal cual consta en uno de los folletos que repartía en la calle y mantenía guardado una de sus víctimas. El contacto que habilitaba era un teléfono celular y recién a partir de ese llamado mencionaba dónde las recibiría.

La investigación de ambos hechos quedó a cargo del fiscal David Bruna, de la Unidad Fiscal de Delitos Económicos. Por ahora solo tiene una descripción de la tarotista y el domicilio que ocupaba. Ese departamento había sido alquilado por un hombre que, se presume, podría ser pareja de la protagonista de estas estafas.

Confían en que la autora tenga antecedentes penales y entonces figure en los registros de delincuentes, por lo que las víctimas deberán mirar foto por foto y ver si en alguna de ellas encuentran a la mujer que se quedó con todos sus ahorros.

El fiscal confirmó a LA NACION que la otra opción es que se logre una identificación a partir de huellas dactilares levantadas por peritos de Policía Científica en aquel departamento que oficiaba como centro de atención a clientes. Los resultados de esos peritajes todavía no han llegado a manos del fiscal.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.