Cada 24 horas secuestran entre dos y tres personas en el país

Entre el 1° de enero y el 30 de septiembre pasados hubo 696 casos; sólo en el conurbano bonaerense se registraron 201 hechos en los primeros nueve meses del año; la mayoría son al voleo
Gabriel Di Nicola
(0)
15 de noviembre de 2014  

En la mayoría de los casos las víctimas fueron elegidas al voleo. Sólo en un par de hechos hubo una inteligencia previa donde los delincuentes tenían información relevante para exigir una importante suma de dinero como rescate. Lo cierto es que entre el 1° de enero y el 30 de septiembre pasados se registraron 696 casos en todo el país.

Así surge de las estadísticas elaboradas por el Ministerio Público Fiscal de la Nación a partir de la información que envían todas las fiscalías.

Sólo en el conurbano bonaerense hubo 201 hechos en los primeros nueve meses del año, según los números oficiales a los que tuvo acceso LA NACION.

En el estudio, se aclara que en alguno de los números puede haber errores porque algunos casos terminaron siendo secuestros virtuales , donde no había víctima cautiva y, por ende, se trató de un delito de estafa.

Los fiscales federales de la ciudad de Buenos Aires, que tienen sus despachos en los tribunales de Comodoro Py 2002, investigaron en los primeros nueve meses del año 70 secuestros extorsivos. El mes donde se sucedieron más hechos de esta modalidad delictiva fue en septiembre pasado, cuando se registraron 15.

Uno de esos hechos no fue al voleo, según recuerdan en la fiscalía federal de Jorge Di Lello. Un médico que vive en Villa Lugano fue capturado cuando llegaba a su casa en su VW Polo. Hubo cuatro horas de negociaciones, donde los delincuentes exigían 100.000 pesos, según explicaron a LA NACION fuentes judiciales.

La familia dejó el rescate exigido por los secuestradores, pero pasaban las horas y la víctima no era liberada. Entonces, el círculo íntimo decidió hacer la denuncia. Finalmente fue liberado cerca del estadio de Vélez Sarsfield.

"La víctima estuvo secuestrada cerca de nueve horas. A diferencia de la mayoría de los hechos de este año donde lo llevan cautivo en un auto, en esta oportunidad lo llevaron a una casa. Nos llamó la atención que los delincuentes utilizaron precintos plásticos para maniatar al médico y lo encapucharon. Y durante el tiempo que lo tuvieron secuestrado le decían «vos tenés la plata». Como si tuviera una información de alguna operación que había hecho los últimos días", explicó uno de los investigadores del caso.

La misma fuente, a los pocos días tuvo que investigar otro secuestro, que comenzó en la ciudad de Buenos Aires y el lugar de pago del rescate fue en cercanías del barrio Ejército de los Andes, más conocido como Fuerte Apache, en el partido de Tres de Febrero. Los delincuentes, que eligieron a su víctima al voleo, cobraron el rescate por medio de un pasamanos de auto a auto. En este hecho hubo un tiroteo entre los detectives policiales y los secuestradores después del pago del botín.

Una de las bandas desbaratadas por la División Antisecuestros de la Policía Federal operaba en el conurbano y en la ciudad de Buenos Aires. A sus víctimas las mantenían cautivas en el denominado barrio Papa Francisco, en las inmediaciones de la villa 20, en Villa Lugano.

Los delincuentes, con diferencia de tres días, en junio pasado, secuestraron a un matrimonio y a una mujer embarazada. Ambos casos fueron investigados por el fiscal federal Ramiro González y su secretaria Alejandra María. Pero, los sospechosos también tienen una causa en la fiscalía federal de Morón a cargo de Sebastián Basso por un secuestro en la zona oeste del conurbano.

La banda fue desbaratada cuando estaba por cobrar el rescate exigido por liberar al matrimonio. Tres días antes, a la familia de la mujer embarazada le habían logrado sacar dinero en efectivo, dos LCD, una PlayStation y una campera.

"No se trataba de hechos planificados. Esta banda elegía a sus víctimas al azar", sostuvo una fuente judicial. Los sospechosos fueron procesados con prisión preventiva por el juez federal Marcelo Martínez de Georgi, fallo confirmado por la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones.

Uno de los hechos de mayor transcendencia pública del año fue el secuestro extorsivo de Segundo Tevez, padre del crack futbolístico Carlos Tevez, que fue capturado el 29 de julio pasado en Morón. La víctima fue liberada después de que se pagara un rescate de 400.000 pesos.

En realidad, el hecho había comenzado como un robo. Los delincuentes se apoderaron de la camioneta 4x4 de Tevez y cuando advirtieron que se trababa del padre del jugador de la Juventus de Italia decidieron secuestrarlo y pedir el rescate. Según el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, la banda quedó desbaratada.

En el interior del país, según las fiscalías federales de primera instancia, hubo 236 casos. Uno conmovió a la provincia de Corrientes: la víctima fue una niña de dos años, nieta de Jorge Goitia, un empresario del juego. Los delincuentes exigían 6.000.000 de pesos, pero la liberaron a las cinco horas sin cobrar el botín.

No ceden los secuestros virtuales

  • No sólo entre enero y septiembre pasado se registraron 696 secuestros extorsivos, sino también ocurrieron numerosos casos de "secuestros virtuales". En estos casos no hay una víctima cautiva: sólo existe una estafa a la persona que atiende la llamada telefónica y paga una suma de dinero para liberar a un familiar que, en realidad, nunca estuvo secuestrado.
  • Desde la Procuración General de la Nación se armó un equipo especial de fiscales para coordinar una serie de medidas y consejos con el fin de disminuir esta modalidad de estafa.
  • Hoy, para los secuestros virtuales, los delincuentes actúan por zona. Por ejemplo, en septiembre pasado, con diferencia de tres días, sucedieron nueve casos de hechos virtuales en jurisdicción de la comisaría 47a. de la Policía Federal.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.