Capitanich, con la familia del qom asesinado