Cinco ladrones interceptaron y mataron a un empresario en Quilmes

El cuerpo de la víctima fue arrojado en la calle Salta al 1100, en la localidad bonaerense de Ezpeleta
El cuerpo de la víctima fue arrojado en la calle Salta al 1100, en la localidad bonaerense de Ezpeleta Crédito: Facebook/Raid de Noticias
(0)
14 de noviembre de 2019  • 20:57

Un empresario de 56 años fue asesinado ayer de un balazo en la cabeza por varios delincuentes que lo asaltaron y, además, se llevaron cautivo a un amigo de la víctima, a quien liberaron pocos minutos después en el partido bonaerense de Quilmes, según informaron fuentes policiales y judiciales.

La víctima fue identificada por la policía como Aníbal Miraglia, de 56 años, quien era dueño de las firmas Romyl y Todo Esponja, ubicadas en la localidad de Berazategui, dedicándose a la elaboración de productos de limpieza.

El mortal robo ocurrió alrededor de las 6 en el cruce de las calles José Evaristo Uriburu y Salta, a dos cuadras del cementerio de la localidad de Ezpeleta, en el mencionado distrito de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que todo comenzó cuando el hombre se hallaba en la puerta de su casa y se subió a un Volkswagen Suran gris, conducido por un amigo. Apenas ingresaron en ese vehículo, los hombres fueron interceptados por un grupo de al menos cinco delincuentes armados que estaban distribuidos en una Peugeot Partner gris y un Volkswagen Gol blanco.

Según las fuentes policiales, dos de los ladrones ingresaron en el vehículo y uno le dio un culatazo a Miraglia, quien forcejeó con el agresor hasta que recibió un balazo en la cabeza, tras lo cual fue arrojado gravemente herido en Derqui y Salta.

El hombre fue trasladado al hospital Iriarte de Quilmes, a unas 30 cuadras del lugar del ataque, donde ingresó con muerte cerebral y pérdida de masa encefálica. La víctima quedó internada unas pocas horas hasta que falleció cerca del mediodía como consecuencia de las lesiones sufridas en el ataque de los delincuentes.

En tanto, el amigo de la víctima mortal fue llevado cautivo durante varias cuadras hasta que fue liberado ileso en el cruce de la avenida Florencio Varela y calle 137, en el límite con el partido de Berazategui. Ese hombre se dirigió a la comisaría 6a. de Quilmes para realizar la denuncia.

El personal policial intentó llevar adelante un operativo cerrojo en la zona con el objetivo de encontrar a los delincuentes, aunque el resultado fue negativo, añadieron los voceros. Además, en las calles Honduras y Florida de Ezpeleta, los efectivos encontraron abandonada a la camioneta Suran y la Policía Científica realizó peritajes sobre ese vehículo en busca de rastros o huellas de los ladrones.

"Estamos analizando las cámaras de seguridad para identificar a los agresores y ver cuáles fueron las rutas de escape de los vehículos que usaron", dijo a Télam un jefe encargado de la pesquisa. El hecho es investigado por el fiscal Jorge Saizar, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Quilmes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.