Realizarán un reconocimiento facial para identificar a los asesinos de Báez Sosa

Fernando Báez Sosa fue asesinado el 18 de enero pasado en Villa Gesell
Fernando Báez Sosa fue asesinado el 18 de enero pasado en Villa Gesell Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
(0)
27 de agosto de 2020  • 22:43

La investigación del homicidio de Fernando Báez Sosa puede entrar en los próximos días en una etapa decisiva. El próximo martes se realizará un peritaje de registros fílmicos y reconocimiento facial que estará a cargo de la División Individualización Criminal de la Policía Federal Argentina. Si bien en el expediente aparecen pruebas que ya sustentaron evidencias contra los acusados, como el examen de la huella encontrada en el cuerpo de la víctima que apuntó a Máximo Thomsen, y los registros genéticos que comprometen a Blas Cinalli y a Matías Benicelli, está nueva inspección de los videos grabados en el momento del crimen y en los minutos posteriores tendrá un cotejo con las fotografías de los sospechosos que figuran en la base de datos del Registro Nacional de las Personas, por lo que podría el reconocimiento facial ubicar a cada participante del homicidio.

La causa tuvo en estos días movimiento con la declaración de testigos. Dos amigos de los jóvenes imputados por el homicidio de Fernando Báez Sosa, el adolescente asesinado a golpes el 18 de enero pasado en la ciudad de Villa Gesell, declararon hoy como testigos en el marco de la causa, a raíz de la incorporación en el expediente de un peritaje sobre los teléfonos celulares de los acusados, informaron fuentes judiciales.

Estas declaraciones, realizadas a través de videollamadas por las medidas de aislamiento social frenta a la pandemia del coronavirus, forman parte de una serie de medidas de prueba ordenadas por la titular de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de la localidad balnearia, Verónica Zamboni, antes de avanzar en el pedido de elevación a juicio del caso.

El objetivo de la fiscal es precisar la información surgida de los peritajes realizados por la Policía Federal (PFA) sobre los celulares de los imputados, donde estaban mencionados y aparecían mensajes de audio de los testigos Juan Neme y Alejo Arce, dos jóvenes oriundos de la localidad de Zárate, al igual que los imputados.

El momento del brutal ataque a Fernando Báez Sosa
El momento del brutal ataque a Fernando Báez Sosa

Ambos fueron citados por el contenido de un grupo de WhatAspp del que formaban parte, y en el que también participaba Máximo Thomsen, de 20 años y uno de los ocho acusados de ser coautores del homicidio.

En la audiencia por videollamada, según informó a Télam una fuente de la investigación, "se los interrogó sobre los diálogos en ese grupo con posterioridad al hecho", ocurrido frente al boliche Le Brique en plena temporada de verano.

En una de estas conversaciones, que está incorporada a la causa, uno de los testigos citados se refiere a una serie de incidentes dentro del boliche entre algunos de los sospechosos y otro grupo de jóvenes, y al ataque posterior fuera del local.

"Estaban en Le Brique y un chabón, no sé si el que murió o uno del grupo, se le hizo el lindo a Chano Pertossi, no sé si lo conocés. Se pegaron ahí, lo sacaron del boliche y los sacaron a los pibes. Como estaba Gendarmería ahí, no hicieron nada. Cuando se fue Gendarmería se empezaron a cagar a palos de nuevo y me dijeron que Enzo lo tiró al piso al chabón y Machu le pegó no sé cuántas patadas en la cabeza y que la última lo mató", sería la conversación registrada por peritos de la Policía Federal

En ese audio menciona a Thomsen, apodado Machu, y a Enzo Comelli, de 20 años, quienes están imputados por el delito de "homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas".

La querella no consideraría de mayor trascendencia a ese mensaje, según pudo saber LA NACIÓN, ya que quienes intercambiaban sus opiniones en ese grupo no habrían accedido a la información por conversaciones directas con los sospechosos, sino que habrían comentado la situación a partir de referencias que conocieron de manera indirecta y, en consecuencia, no aportaría demasiado en una causa que ya cuenta con peritajes que establecen a los acusados en la escena del crimen..

De todas maneras, la querella considera que estas declaraciones tienen otro elemento importante a tomar en cuenta: pueden servir para identificar al sospechoso N° 11. Esa hipótesis apunta a la presencia en el momento del homicidio de un joven que no fue detenido en el allanamiento realizado en la vivienda que los diez imputados compartían en Villa Gesell.

Ocho sospechosos están detenidos por el homicidio de Fernando Báez Sosa y otros dos jóvenes fueron imputados como partícipes necesarios
Ocho sospechosos están detenidos por el homicidio de Fernando Báez Sosa y otros dos jóvenes fueron imputados como partícipes necesarios

Comelli y Thomsense encuentran detenidos en la Alcaldía de Melchor Romero, en La Plata, junto a Ciro Pertosi, de 20 años; Luciano Pertossi, de 19; Lucas Pertossi, de 21; Matías Benicelli, de 20; Blas Cinalli, de 19, y Ayrton Viollaz, de 21, también acusados también como coautores.

Las declaraciones continuarán mañana y el próximo lunes, con otros cuatro testimonios de jóvenes oriundos de Zárate. Uno de las testigos será el de la novia de Juan Pedro Guarino, quien junto a Alejo Milanesi están acusados de ser participes necesarios en el crimen, aunque fueron excarcelados.

Fuentes judiciales informaron por otro lado que el martes próximo se realizará una "pericia de video" y de "cotejo de registro fílmico y reconocimiento facial", que había pedido la fiscalía, y será efectuada por la División de Individualización Criminal de la PFA.

Los padres de Fernando Báez Sosa mantienen el reclamo de Justicia
Los padres de Fernando Báez Sosa mantienen el reclamo de Justicia Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sanchez

Los resultados de esos peritajes demorarán cerca de una semana y se sumarán a otras medidas de prueba que ya fueron incorporadas a la causa. Una de ellas es la pericia scopométrica realizada por la PFA sobre una impronta detectada en el rostro del joven asesinado, que determinó que la marca corresponde a una zapatilla "Cyclone", que a su vezcoincide con las huellas de pie tomadas a Thomsen.

Además, un peritaje de ADN realizado en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses de Junín, halló sangre de Fernando en la camisa de Benicelli, mientras que tambiénfueron encontrados rastros genéticos de Cinalli en la uña de un dedo meñique de la víctima, según confirmaron fuentes judiciales.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.