Condenaron a prisión perpetua a un agente federal

Recibió la máxima sentencia por asesinar a su pareja
(0)
11 de septiembre de 2019  

Un policía federal fue condenado ayer a la pena de prisión perpetua por el femicidio de su novia, integrante de la misma fuerza de seguridad, a quien asesinó de un balazo en la cabeza hace dos años en el partido bonaerense de La Matanza, en un ataque que intentó hacer pasar como un suicidio, informaron fuentes judiciales.

El fallo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de La Matanza recayó sobre Juan Manuel Pinto, de 34 años, a quien acusaron del delito de "homicidio agravado por haber sido perpetrado con quien se mantuvo una relación de pareja", en perjuicio de la oficial ayudante de la fuerza de seguridad María Julieta Gómez, de 31.

La víctima era madre de un bebé que entonces tenía cuatro meses y prestaba servicios en el área de Computación de la PFA, mientras que el acusado -padre del niño- integraba la División Servicios Técnicos Especiales de la Superintendencia Federal de Tecnologías de la Información y Comunicaciones.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los jueces Alfredo Drocchi, Matías Rouco y Andrea Schiebeler lo condenaron por unanimidad, y en la sentencia coincidieron con la fiscal de juicio Celia Cejas Martín, quien en su alegato había solicitado prisión perpetua, según consignó Télam. Los abogados Carlos Corbo y Fabio Galante, quienes representaron a los padres de la víctima, también requirieron la pena máxima, en tanto que la defensa de Pinto pidió su absolución por considerar que se trató de un suicidio.

Durante el juicio varios efectivos policiales y peritos vinculados a la investigación declararon respecto del disparo que recibió la mujer en su sien derecha. "La pistola de ella quedó debajo del lado izquierdo del cuerpo y junto al cadáver, y del mismo lado y a la altura de las rodillas estaban tirados el celular de la mujer y un arma particular de Pinto", describió a Télam el abogado Galante.

Para la fiscalía y para los letrados particulares, la versión del imputado sobre un supuesto suicidio no guardó relación con las tareas científicas efectuadas en la escena del crimen, entre ellas la distancia en la que fue efectuado el disparo.

Además, en las pruebas de ADN encontraron una impronta del sospechoso en el arma 9 milímetros, por lo que para los acusadores con esa pistola fue asesinada la policía. El hecho ocurrió el 17 de septiembre de 2017.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.