Denuncia de torturas. Convento allanado: un obispo no descarta problemas diplomáticos