Coronavirus. Amenazaron a una médica que denunció el ingreso ilegal de personas por la frontera

El hospital San Bernardo fue el primer lugar adonde llegaron los sospechosos, que se escaparon luego de que personal administrativo alertara a la policía. Luego, fueron a la clínica privada adonde amenazaron a la doctora, que denunció la agresión en diálogo con LA NACIÓN
El hospital San Bernardo fue el primer lugar adonde llegaron los sospechosos, que se escaparon luego de que personal administrativo alertara a la policía. Luego, fueron a la clínica privada adonde amenazaron a la doctora, que denunció la agresión en diálogo con LA NACIÓN Crédito: Prensa Ministerio de Salud Salta
Belisario Sangiorgio
(0)
21 de julio de 2020  • 18:05

SALTA. Una médica salteña vive desde hace dos meses un verdadero calvario: fue agredida y es amenazada de muerte desde que denunció el ingreso ilegal de ciudadanos con doble nacionalidad provenientes de la ciudad boliviana de Tarija, una zona de riesgo por la expansión de contagios comunitarios de coronavirus, ya que solo en esa provincia del sur de Bolivia hay a 2561 casos.

El drama de la médica, que durante su entrevista con LA NACION pidió reserva de su identidad, por temor, comenzó en los primeros días de mayo. Luego de tomar contacto con médicos bolivianos que pedían el traslado de la paciente Claudina Martínez, la profesional -dueña de una clínica, junto a su familia- alertó a las autoridades sanitarias y gubernamentales sobre la posible llegada de una mujer que, acompañada por todo su grupo familiar, intentaría burlar los controles del operativo de protección civil para llegar ilegalmente a Salta desde Tarija con el fin de realizarse un control médico de rutina, que aquí es gratuito, pero en el país vecino resulta muy costoso si hay que pagarlo.

Cuando los médicos bolivianos pidieron el traslado para un estudio de rutina desde una zona de riesgo, con las fronteras cerradas y en plena pandemia, la doctora dijo que no recibiría a la paciente, que anteriormente -en un contexto normal- ya había sido atendida en la institución sin problemas, como una más de los 12.500 afiliados de PAMI que allí asisten regularmente.

Controles policiales en los ingresos a la ciudad de Salta
Controles policiales en los ingresos a la ciudad de Salta Crédito: Ministerio de Seguridad de Salta

Por la insistencia de la familia de la paciente, la doctora denunció en los primeros días de mayo ante las autoridades la posibilidad de que estas personas quisieran llegar a Salta como diera lugar. Con ese motivo, también difundió los datos de la paciente entre los miembros de la comunidad médica. Finalmente, sus pronósticos se cumplieron. Y por eso la doctora, aún hoy, tiene miedo de hacer pública su historia.

"Te pido por favor que no pongas ni mi nombre ni el nombre de la clínica; es una situación muy fea y angustiante".

Sobre el día en que fue atacada, y sobre sus agresores, recuerda: "Llegaron al hospital San Bernardo a las tres de la mañana, en dos autos sin patentes. Cuando allí les preguntaron sus nombres y lugar de procedencia, el personal administrativo alertó a la policía. Pero la familia Martínez se fugó. Los buscaron en los domicilios declarados, pero no estaban allí. A las ocho de la mañana se presentaron en mi clínica".

"Dijeron que me iban a violar, que me iban a encontrar muerta"

Continuó su relato: "En esta situación, no podíamos dejar a la paciente en la calle. Decidí recibirla con el protocolo, porque no sabíamos si tenía coronavirus, pero venía de un lugar con circulación comunitaria. La recibí y le prohibí el ingreso a sus familiares, que debían ir a cuarentena obligatoria. Fue en este momento que comenzó la agresión. Frente a otras personas que esperaban para ser atendidas, una mujer y dos hombres de la familia Martínez comenzaron a gritar que yo le había negado el ingreso a la paciente, que habían averiguado mi dirección".

"Dijeron que me iban a violar, que me iban a encontrar muerta. Ellos pusieron en riesgo a la población de esta provincia y violaron la restricción de ingreso de personas provenientes de zonas de riesgo. A mí no me importa si son de Bolivia o de la Argentina, sino el control epidemiológico. Se atendió con el protocolo correspondiente y se realizó el estudio. Pero yo no sé si me van a esperar afuera de mi casa", señaló la doctora a LA NACIÓN. Recordó que ante aquella violenta situación desencadenada en la clínica, tuvieron que intervenir los profesionales presentes para protegerla.

"Yo no soy más que una médica atendiendo, tratando de que se respete todo lo que el Gobierno dijo"

Durante el reportaje, la doctora se preguntó: "¿Hasta qué punto puedo trabajar tranquila? Soy mujer y no es necesario que me amenacen de violación. Luego del incidente en la clínica recibí más amenazas. Porque la policía los encontró y los llevó al lugar adonde debían realizar la cuarentena obligatoria. A raíz del estudio médico realizado, tomé contacto telefónico con un familiar de la paciente y comenzó nuevamente la agresión. Decían que tenían amigos en la Gendarmería y que me iban a matar por haberles negado la atención; que me cuidara, que conocían mi casa, mi auto".

Por otro lado, dijo: "Como esta situación ocurren miles. Es triste que nadie haya escuchado las advertencias. Yo no soy más que una médica atendiendo, tratando de que se respete todo lo que el Gobierno dijo. Pero ninguna autoridad prestó atención a mis llamados. No puedo poner en riesgo a todos los abuelos de la clínica porque una paciente se tiene que realizar una tomografía".

Tras este incidente, y tras la denuncia realizada formalmente, la Policía de Salta custodió la clínica solo durante algunas horas. También por eso, según dijo la doctora, la Asociación de Clínicas intervino para pedir la custodia de los centros privados de salud en el marco de la pandemia.

Retenes en la frontera por el operativo de protección civil ante el Covid-19
Retenes en la frontera por el operativo de protección civil ante el Covid-19 Crédito: Policía de Salta

La situación en esta región fronteriza es tensa. Tal como informó LA NACION, grupos de contrabandistas se enfrentaron violentamente en reiteradas ocasiones con agentes federales de los retenes fronterizos. Entre esos ataque, se destacó especialmente la paliza recibida por una gendarme, salvajemente golpeada en grupo cuando pretendía identificar a contrabandistas.

Según información oficial, la Policía de Salta detecó al menos 20 personas que este lunes 20 de julio intentaban ingresar ilegalmente a la Argentina
Según información oficial, la Policía de Salta detecó al menos 20 personas que este lunes 20 de julio intentaban ingresar ilegalmente a la Argentina Crédito: Ministerio de Seguridad de Salta

A eso se suma el arribo de personas que buscan atención médica en la Argentina ante el colapso del sistema sanitario en Bolivia. Ayer, la Policía de Salta deportó a veinte bolivianos que intentaron ingresar al país ilegalmente. Días atrás, agentes de la Gendarmería detectaron a ciudadanos bolivianos ingresando al país a través de túneles y bocas de desagüe pluvial.

Mientras tanto, en toda la provincia de Salta se mantienen estrictos controles sanitarios y de seguridad para evitar la expansión del virus. Según el último reporte del Ministerio de Salud de Salta, se registraban 144 casos acumulados desde el inicio de la pandemia, cuatro de ellos, detectados en las últimas horas.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.