Coronavirus: un narco y un condenado por trata piden el arresto domiciliario

Grilli fue condenado por el contrabando de 67.000 dosis de éxtasis
Grilli fue condenado por el contrabando de 67.000 dosis de éxtasis Fuente: Archivo
Gabriel Di Nicola
(0)
15 de abril de 2020  • 16:28

Uno, Juan Carlos Grilli, fue condenado a nueve años de cárcel por el mayor contrabando de éxtasis descubierto en el país. El otro, Gustavo Alfonzo, cumple una pena de diez años de prisión por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual. Ahora, ambos, en medio de la pandemia del coronavirus, pidieron ser beneficiados con el arresto domiciliario.

La defensa de Grilli, condenado en mayo de 2018 por el contrabando de 67.000 dosis de éxtasis, fundamentó el pedido en la edad del imputado, 61 años. En cambio, Alfonzo, que tiene 55, argumentó que integra los grupos de riesgo ante el contagio del Covid-19, ya que es diabético. Grilli cumple la pena en el Complejo Penitenciario de Ezeiza, del Servicio Penitenciario Federal (SPF), y Alfonzo está preso en una dependencia del Servicio Penitenciario de Entre Ríos.

Las presentaciones de Grilli y Alfonzo deben ser resueltas por la jueza Lilia Carnero, integrante del Tribunal Oral Federal (TOF) de Paraná, Entre Ríos. El fiscal general José Ignacio Candioti ya dictaminó en contra de otorgarles el beneficio que pretenden obtener.

Sostuvo Candioti que la "cuestión etaria" no los hace merecedores de la prisión domiciliaria; e hizo hincapié en los delitos "gravísimos" por los cuales ambos fueron condenados, sentencias confirmadas por la Cámara Federal de Casación Penal.

En el caso de Grilli, la juez Carnero envió un oficio al SPF para que las autoridades penitenciarias de la cárcel de Ezeiza informen sobre su estado de su salud; también solicitó que la notifiquen si hay alguna persona contagiada con Covid-19.

"Este Ministerio Público Fiscal considera que la situación de salud del interno [diabetes] invocada por la defensa no constituye una razón suficiente para otorgarle la prisión domiciliaria", afirmó Candioti en el dictamen donde opinó en contra del pedido hecho por Alfonzo.

El fiscal general de Paraná sostuvo que si bien Alfonzo sufre de diabetes, no es insulinodependiente. "Candioti, en otros casos, dictaminó en forma favorable a pedidos de prisiones domiciliarias, pero eran detenidos considerados dentro del llamado 'grupo de riesgo' con afecciones más graves que las esgrimidas por Alfonzo y condenados por delitos menos graves que el que se le atribuyó a Alfonzo", explicaron a LA NACION fuentes judiciales.

En el caso Alfonzo, la jueza Carnero corrió vista a la querella, en consonancia con lo normado por la ley de víctimas de delitos y la necesidad de informarles acerca de pedidos que impliquen la posibilidad de cambios en la situación procesal de los acusados. El particular damnificado también se opuso a que el imputado sea beneficiado con el arresto domiciliario.

Alfonzo, publicista de profesión, fue condenado por trata de personas con fines de explotación sexual en marzo de 2017 por el TOF de Paraná, integrado por Carnero, Roberto López Arango y Noemí Berros. La pena de diez años de cárcel coincidió con la que había solicitado el fiscal Candioti en su alegato.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.