Crecieron 28% las denuncias por violencia de género

Las operadoras del 144 brindan asesoramiento a víctimas de violencia
Las operadoras del 144 brindan asesoramiento a víctimas de violencia Crédito: Ministerio de Desarrollo Social
Maltrato. Más de 20.000 mujeres se comunicaron este año por primera vez con el teléfono de asistencia 144; la mayoría sufre agresiones hace más de seis años
Daniel Gallo
(0)
20 de julio de 2019  

El relevamiento de casos de femicidios es uno de los indicadores más conocidos de violencia de género. Sin embargo, ese dato solo informa sobre situaciones irreparables. Antes de esas muertes quizás existieron señales que, de haber sido atendidas a tiempo, hubieran salvado vidas. Las llamadas a la línea 144 aportan un análisis de ese peligro. En ese teléfono, operado por el Ministerio de Desarrollo Social, se atiende a miles de mujeres que necesitan desde una orientación inicial hasta asistencia concreta. Y se podrá decir que las denuncias de víctimas aumentaron: entre enero y junio pasado, fueron 20.528 damnificadas las que por primera vez se comunicaron con el 144, un 28 por ciento más que en igual período del año pasado.

Tienen entre 19 y 40 años el 60 por ciento de esas mujeres que este año hicieron su primera llamada. La violencia doméstica fue el motivo del 83 por ciento de las comunicaciones, que hicieron referencias a agresiones físicas y psicológicas por parte de parejas o personas que tuvieron vínculos sentimentales con las víctimas.

Las operadoras del 144 tienen la posibilidad ahora de contactar a las víctimas con el 911 en los casos de riesgo inminente.

Es una herramienta de prevención de casos mortales, que este año suman 107, según el relevamiento efectuado por LA NACION. Los últimos cinco casos fueron notificados en las últimas 48 horas.

Rosa Páez tenía 32 años y su hija Florencia Anahí, 14 al ser asesinadas por el novio de la menor en Villaguay; Zulema Ibáñez murió a los 65 a manos de su pareja, que se suicidó en Merlo; el cuerpo de Zulma Malvar Díaz, de 63, fue encontrado en su casa de Puerto San Julián con evidentes signos de un mortal ataque sexual, mientras que una cadenita resultó clave para definir que se había hallado el cadáver calcinado de Brenda Montaña, una joven de 24 años atacada por su esposo. Esos nombres están unidos por el máximo nivel alcanzado por la violencia de género. Las muertes de esas cinco mujeres se conocieron en las últimas 48 horas.

El femicidio es la última manifestación de la violencia de género y sistemas como el teléfono 144 pueden servir como sistema de prevención. En estos primeros seis meses de 2019 no solo se registraron las comunicaciones de 20.528 mujeres que alertaron por primera vez sobre los problemas que soportaban, sino que en otros 16.719 casos hubo contactos de seguimiento con víctimas que habían presentado sus casos al menos un año antes. En ese período analizado se recibieron un total de 216.943 llamadas.

"Seguimos trabajando para potenciar y ampliar la capacidad operativa de la línea, para que cada mujer en la Argentina tenga su espacio de contención, acompañamiento y orientación posterior. Aumentamos un 37% la cantidad de profesionales que atienden la línea, que dan respuesta a las más de 2000 llamadas que se reciben a diario", indicó la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, al presentar esta semana la ampliación de instalaciones del sistema 144.

Esos seguimientos de las situaciones más problemáticas resultan importantes para definir posibles ingresos en el programa de Asistencia Directa Urgente o en algunos de los nueve hogares preparados para albergar a víctimas de violencia de género. En 2018 fueron derivadas a atenciones más específicas 843 mujeres que habían llamado por primera vez al 144.

Esas comunicaciones no reemplazan a las denuncias judiciales. Ese paso debe ser dado por la damnificada para contar con una mayor protección por parte del Estado. Las autoridades nacionales expresan su preocupación por la importante cantidad de causas que quedan sin efecto al no ratificar la víctima su denuncia. Por eso, las ministras Stanley y Patricia Bullrich, a cargo de Seguridad, coinciden en la necesidad de generar un cambio radical en las investigaciones de violencia de género. Las funcionarias ya se pronunciaron en favor de un cambio normativo que defina estos casos como delitos de acción pública que puedan ser llevados adelante por los fiscales sin necesidad de contar con la denuncia de la propia afectada.

De esa manera, se podrían iniciar expedientes directamente con las comunicaciones al 144, sistema que hoy solo puede dar contención y asesoramiento.

Esa variante impulsada por el Gobierno también habilitaría el arranque de las causas a partir de denuncias presentadas por terceros. El registro estadístico del 144 señala el interés por colaborar de los allegados a una mujer agredida. Entre enero y junio pasado se contactaron con ese teléfono en busca de información 2309 familiares y 698 amigos de víctimas de violencia de género.

En 24.100 contactos se solicitaron informaciones sobre la forma en que se puede hacer una denuncia por violencia de género y se hicieron consultas sobre la asistencia que podría recibir una víctima.

Si se toman en cuenta los mensajes de quienes reconocieron ser damnificadas por esas agresiones, se puede definir que los atacantes son, en su gran mayoría, hombres que tienen o tuvieron una relación sentimental con la mujer afectada. Las operadoras del sistema 144 notificaron que en 7585 casos se hizo referencia a la actual pareja como responsable de provocar situaciones de violencia física o psicológica, mientras que en 7381 comunicaciones se señaló a alguna expareja como autor de esos ataques.

Solo en el 9,6% de los casos tratados este año se determinó que el hombre tenía alguna medida judicial de restricción de acercamiento. En la mayoría de las restantes situaciones no se había iniciado un proceso penal. Sin embargo, el 53% de las mujeres que buscaron el asesoramiento oficial contaron que esos maltratos se habían repetido en un largo período temporal, de seis a diez años.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.