Crimen en Burzaco: Para Ritondo, "el policía no tendría que haber disparado"

El trágico episodio se registró en la calle Arenales al 100, en la localidad de Burzaco
El trágico episodio se registró en la calle Arenales al 100, en la localidad de Burzaco Crédito: Twitter
(0)
22 de junio de 2019  • 17:45

Tras la muerte de un vecino de Burzaco a manos de un policía que lo confusión con un ladrón, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, aseguró ayer que el agente "no tendría que haber disparado" y sostuvo que "la protección de la vida está por sobre todas las cosas".

"Mas allá del nerviosismo por lo que pudo haber pasado, nosotros tenemos un protocolo que es muy claro. El policía no tendría que haber disparado, está separado, exonerado y está preso", sostuvo el funcionario, que calificó el hecho como "lamentable" y dijo que lo ocurrido se pudo deber "tal vez a falta de conocimiento y miedo".

El policía detenido sustentó su versión de los hechos en el temor sentido frente a un hombre que, según el testimonio dado a la Justicia, lo apuntaba una pistola.

Ricardo Raúl Tassara, un médico homeópata de 64 años, fue asesinado dentro de su propia vivienda cuando una patrulla policial llegó en respuesta a un llamado al 911 por una entradera. Poco antes, ese profesional había descubierto a dos ladrones en su casa, a los que puso en fuga con una de las varias pistolas que guardaba en su hogar, repartidas en varias habitaciones.

La víctima: Ricardo Tassara, médico de 64 años
La víctima: Ricardo Tassara, médico de 64 años

Al ser indagado, el oficial Horacio Elías Godoy, contó que luego de un llamado al 911, fueron convocados los agentes de patrullaje en la zona a concurrir al domicilio situado en Arenales 140 de Burzaco y que, al bajar del patrullero, vio que estaba la puerta de la casa abierta. Cuando él comenzó a acercarse, advirtió que un hombre le estaba apuntando con un arma y como "temió" por su vida, le efectuó un disparo, indicó a Télam un vocero judicial.

En tanto, el fiscal de Lomas de Zamora Pablo Rossi aseguró que los efectivos que acompañaron a Godoy en el móvil luego de ser convocados por el robo declararon que arribaron a la vivienda "sin las balizas encendidas" en los móviles porque tenían intención de causar "sorpresa" y detener a los delincuentes.

Aparentemente, fue por ese motivo que la víctima supuso que se trataba del regreso de los ladrones que lo habían asaltado minutos antes.

"Mientras (el médico) estaba tratando de comunicarse con la policía, ya había vecinos que habían llamado y el personal llegó con mucha velocidad al lugar de los hechos", explicó Rossi en diálogo con América 24.

"Cuando llegan, se encuentra con esta persona en la casa y estamos tratando de determinar con precisión cómo fueron esos segundos, pero uno de los funcionarios policiales efectuó un disparo al dueño de la vivienda, que resultó mortal", dijo el fiscal que investiga la muerte de Tassara, cuyo asesinato conmovió al barrio donde vivía el médico.

El arma utilizada por el médico asesinado
El arma utilizada por el médico asesinado

El fiscal Rossi afirmó que "los policías que han declarado hasta ahora manifiestan que han llegado en dos móviles sin las balizas y que esto sería parte del mecanismo de actuación destinado a generar sorpresa en los autores del ilícito para facilitar tanto su aprehensión como la seguridad del personal policial". Y agregó: "Estamos tratando de recabar del Ministerio de Seguridad todos los protocolos y normas de actuación para ver si esto es lo que correspondía".

También serán interrogados los dos delincuentes que fueron detenidos anteayer, a pocas cuadras de allí, tras el intento de robo a la casa de Tassara. El fiscal confirmó que uno de ellos "tenía lesiones en el rostro que serían consistentes con las que Tassara les habría infringido", ya que el médico le pegó con su pistola para ponerlo en fuga, y hay otros elementos de prueba.

El episodio ocurrió anteayer, alrededor de las 0.45 , en la vivienda, ubicada en la mencionada localidad del partido de Almirante Brown, en el sur del conurbano. De acuerdo con un difundido audio de Whatsapp, tras el asalto el médico le contó a su novia, Silvia, lo que había sucedido y le mandó una foto de su arma ensangrentada. "Sí, estaban adentro de casa. Lo agarré a uno, lo cagué a cañazos. Bueno, menos mal que vine rápido. Mirá cómo quedó el fierro", le aseguró el hombre a la mujer, con quien había estado cenando poco antes. Tras esa comunicación, llegaron los efectivos de la seccional local y el médico terminó muerto.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.