Crimen del diácono: uno de los sospechosos grabó un video y admitió el homicidio

Guillermo Luquín, la víctima del homicidio
Guillermo Luquín, la víctima del homicidio
(0)
11 de junio de 2019  • 15:27

Antes de entregarse a la policía, uno de los dos jóvenes detenidos acusado de haber participado del homicidio del diácono Guillermo Luquín grabó un video donde confesó que él y su novio mataron al religioso para defenderse de un ataque sexual y denunció que éste lo acosaba desde que tenía 15 años.

El video en el que el joven se atribuye el asesinato del diácono

01:47
Video

En la filmación, que tiene una duración de más de siete minutos, el joven se presentó con nombre y apellido. Relató cómo fue el encuentro del sábado a la noche en la casa de la víctima, en Temperley.

"Esto empezó más o menos cuando yo tenía 15 años y yo iba al colegio y el diácono se acercaba para acosarme. Me preguntaba si quería tomar un café", explicó.

Después dijo que se entregó voluntariamente a la policía y comenzó a relatar el encuentro del sábado a la noche. "El chabón [sic] nos contactó por Telegram. Nos invitó a una charla, a tomar algo y comer porque se sentía muy solo. Yo estaba con mi pareja. Le conté que tenía novio y le pregunté si le molestaba que fuera con él. Llegamos a las 23.57", sostuvo.

Afirmó que al llegar estuvieron en el living y tomaron una gaseosa. "Nos dijo que tenía unos cuadros en la habitación y nos preguntó si lo queríamos ver. Le dijimos que no había problema", agregó.

Los dos sospechosos detenidos
Los dos sospechosos detenidos

El relato continuó: "Mi novio fue al baño. Cuando estoy entrando en la habitación lo encuentro a Guillermo masturbándose en la cama, desnudo. Le dije que era una falta de respeto, que no era lo acordado. Se sintió ofendido y empezó a forcejar como para obligarme a tener relaciones con él. Me empuja contra la cama, me baja en pantalón y me pone un dedo en la cola. En ese momento sale mi novio del baño y me quiso defender. A todo esto Guillermo [por el diácono] tenía un cuchillo en la mano. Me quería chupar el cuello. El chabón [sic] me muerde. Me quiso clavar el cuchillo, ahí forcejeamos. Yo lo agarré por la muñeca y con la misma mano de él le llevé [el cuchillo] hacia [la arteria] carótida".

La detención de uno de los jóvenes implicados en el crimen del diácono

00:29
Video

El sospechoso afirmó que Luquín les hacía pregunta sobre "tríos sexuales" y si querían estar con una persona mayor. Después contó cómo se fueron de la escena del homicidio y la decisión de contarle todo a su madre. Para terminar mostró las heridas que dijo le hizo el diácono.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.