Crimen de Villa Gesell: cómo es la cárcel modelo donde irían los acusados

La Unidad 57 de Campana fue inaugurada el 12 de febrero del año pasado
La Unidad 57 de Campana fue inaugurada el 12 de febrero del año pasado
(0)
6 de febrero de 2020  • 17:55

Una cárcel modelo, a pocos kilómetros de Zárate, de donde son oriundo los 10 jóvenes acusados del crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, sería el destino definitivo para el grupo de adolescentes implicados en el asesinato.

Inaugurada el 12 de febrero del año pasado, la Unidad 5, Unidad Modelo Jóvenes Adultos de Campana, se perfila para ser el lugar donde podrían cumplir condena los chicos que quedaron en el centro de la escena luego de la golpiza y muerte del joven porteño de 19 años.

El penal el cuestión, según explica el Servicio Penitenciario Bonaerense ( SPB), "aloja exclusivamente internos jóvenes adultos, entre 18 y 21 años, de sexo masculino, que estén cumpliendo una pena menor a los cinco años de reclusión, relacionada con delitos como robos, hurtos o encubrimientos".

"Tiene una capacidad de 616 plazas, con cuatro módulos que incluyen celdas, aulas, talleres y un polideportivo central. Las salas de clase tienen una capacidad para 480 internos -la más grande del Servicio Penitenciario Bonaerense- y un aula taller móvil donde se dictan cursos de alfabetización digital. Los talleres de trabajo ocupan más de 800 metros cuadrados y tienen una capacidad para 200 jóvenes", detallaron desde el SPB.

Cuando se lanzó, para el gobierno de María Eugenia Vidal era una de las apuestas más fuertes del Estado en la última década en lo que hace al tratamiento de los reclusos.

El video de la inauguración de la cárcel para jóvenes

01:01
Video

La Unidad Modelo para Jóvenes exige a quienes ingresen que firmen un acta de conformidad con su compromiso de cumplir horarios, actividades laborales, educativas, deportivas y de aseo personal.

El cupo es limitado: solo hay espacio para 616 de los cerca de 3500 jóvenes de ese rango etario detenidos en la provincia. Por eso, quienes no cumplan con los objetivos de resocialización serán reemplazados por otros presos que busquen adecuarse para una mejor reinserción social.

Los diez arrestados fueron imputados por la fiscalía por el delito de "homicidio premeditado por el concurso de dos o más personas". Máximo Thomsen, de 20 años, y Ciro Pertossi, de 19, fueron acusados como coautores por la fiscal Verónica Zamboni, mientras que Lucas Pertossi, de 18, Luciano Pertossi, de 18, Matías Benicelli, de 20, Alejo Milanesi, de 20, Juan Pedro Guarino, de 19, Enzo Comelli, de 19, Blas Cinalli, de 18, y Ayrton Viollaz, de 20 son considerados "partícipes necesarios". De ser encontrados culpables, las penas superarían los cinco años de cárcel, lo cual sería una traba para llegar a la Unidad 57.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.