Escenario. Cuando la ley parece letra vacía