Detectan una fábrica de billetes en Rosario

El hallazgo se produjo mientras se buscaba a dos prófugos
El hallazgo se produjo mientras se buscaba a dos prófugos
Germán de los Santos
(0)
19 de mayo de 2019  

ROSARIO.- Los policías de Investigaciones de Santa Fe buscaban a dos asesinos que estaban prófugos en la zona noroeste de Rosario, pero en una casa allanada encontraron una fábrica de billetes falsos, donde en pocas horas una pareja había copiado 800.000 pesos en apócrifos billetes de "muy buena calidad" de 1000, 500 y 200.

Los efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) fueron a allanar una casa en Tupac Amaru al 7100, en la zona noroeste de Rosario, donde tenían la sospecha que se escondían dos prófugos de asesinato. Eran los acusados por el linchamiento de Luciano Martínez, un chico de 16 años que falleció tras una brutal golpiza recibida el 8 de diciembre pasado en la esquina de Pitágoras y México, en el barrio Fisherton Industrial.

El fiscal Florentino Malaponte imputó a dos jóvenes por el mortal ataque a Martínez, quien fue encontrado en una zanja con serias heridas que ocasionaron su muerte. El adolescente fue golpeado por un grupo de jóvenes del barrio que lo vieron arrebatarle el celular a una mujer.

"No estamos hablando de excesos en legítima defensa. Estamos hablando de un grupo de personas cobardes que aprovecharon que una persona estaba tirada en el piso y se divirtieron golpeándola", describió el fiscal Florentino Malaponte.

El funcionario del Ministerio Público de la Acusación ya imputó a dos jóvenes de ese grupo que mató a patadas a Martínez. Y esta semana ordenó una serie de allanamientos para detener a los otros dos prófugos.

Los investigadores tenían información de que uno de esos evadidos se escondía en una casa en Tupac Amaru al 7100. Cuando anteayer los policías ingresaron en esa vivienda, en la zona noroeste de Rosario, no encontraron a los prófugos, pero sorprendieron a una pareja que estaba fabricando billetes.

"En el lugar se hallaron impresoras, un pantógrafo, prensas de vidrio utilizadas para que la tinta se adhiera al papel, cinta de celofán verde para simular la banda de seguridad de los billetes junto a gran cantidad de tintas de los colores de los billetes de 200, 500 y 1000 pesos", afirmó la comisario superior Valeria Mujica.

La casa era una especie de pyme del delito para falsificar billetes. La producción estaba centrada en los billetes nuevos y de mayor denominación. Los policías de la PDI secuestraron unos 800.000 pesos falsificados, que la pareja había fabricado en las últimas horas.

Aunque no tenían insumos tecnológicos de última generación ni grandes máquinas para falsificar los billetes, los investigadores coincidieron en que el dinero apócrifo era de muy buena calidad. "A simple vista, las copias son muy buenas y tenían todas las medidas de seguridad. Sin embargo, la diferencia con los billetes verdaderos está en la calidad del papel", apuntó Mujica.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.