Nordelta. Detenido en un hotel lujoso