Detenido por el asesinato a golpes de su madre

El crimen fue descubierto por la hija de la víctima; el presunto homicida, luego, se fue "a trabajar al campo"
(0)
18 de mayo de 2020  

Una mujer de 69 años fue asesinada a golpes en su casa de la ciudad santafesina de San Justo y por el crimen detuvieron a uno de sus hijos, que convivía con ella.

Dominga Rosa Romero de Sandoval, de 69 años, fue hallada muerta anteayer a las 11.15 en su vivienda, situada en Cortada 57 al 1900, en el barrio Reyes. Según explicó en declaraciones radiales el comisario Eduardo Arias, jefe de la Unidad Regional XVI, personal de la comisaría 2» de San Justo se trasladó hasta esa casa tras recibir una alerta al 911 que indicaba que en ese lugar había una persona muerta.

El jefe policial dijo que una hija de la víctima, que vive en una casa lindante, fue quien descubrió el cadáver de la mujer en su habitación.

Al arribar al lugar, el médico legista examinó el cuerpo y constató que presentaba un golpe en la frente y una herida en uno de los costados de la cabeza, y que además tenía la mandíbula fracturada.

Fuentes policiales señalaron a la agencia de noticias Télam que los efectivos se entrevistaron con la denunciante; dijo que su madre vivía allí junto a su esposo, quien se encuentra internado por un problema de salud en la ciudad de Santa Fe, y con uno de sus hijos, de 32 años, al que señaló como posible autor del crimen. En ese sentido, el comisario Arias explicó que a la joven "le llamó la atención la actitud del sospechoso durante la mañana" y que su madre no estuviera despierta, ya que "se levantaba temprano".

Otro hijo de la víctima comentó también a Radio Aire de Santa Fe que su hermano había pasado por su casa y le "avisó que se iba". Añadió: "Yo siempre la iba a ver a mi mamá a la mañana, y él me dijo que estaba todo bien, que estaba ahí".

Sobre la base de estos datos, el personal de la Unidad Regional XVI estableció que el sospechoso se encontraba en la casa de unos familiares en la zona rural de San Bernardo, 15 kilómetros al sur de San Justo, precisaron los voceros.

"Esta persona se fue de la ciudad, trasladado por otro familiar que no tenía conocimiento de lo sucedido: le dijo que tenía que hacer un trabajo en el campo", añadió el comisario.

Arias detalló que durante el operativo realizado en el lugar donde el hijo de la víctima fue aprehendido "no se halló ropa ensangrentada"; agregó que el hombre "no opuso resistencia" al arresto y les explicó a los policías que "había ido a trabajar al campo", pero no emitió palabra con relación al hecho.

El sospechoso fue puesto a disposición de Guillermo Persello, titular de la Unidad Fiscal San Justo, del Ministerio Público de la Acusación, quien ordenó las diligencias de rigor para constatar si tenía antecedentes penales. Persello encabezará hoy la audiencia imputativa por el delito de "homicidio agravado por el vínculo".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.