Detienen al jefe antinarcóticos de Córdoba por vínculos con la droga

El juez federal Bustos Fierro allanó ayer la jefatura central de la policía cordobesa, en una investigación por la presunta relación entre los agentes de la División Drogas y vendedores de estupefacientes
Orlando Andrada
(0)
12 de septiembre de 2013  

CÓRDOBA.- Por presuntos vínculos entre policías de drogas y narcotraficantes, la justicia federal allanó anoche la Jefatura de Policía y ordenó la detención de cinco uniformados, entre ellos el jefe de la división drogas, comisario Rafael Sosa, que fue arrestado anoche en su domicilio. El caso adquirió una inusitada politización, al producirse una vehemente reacción del bloque de legisladores oficialistas que acusó al fiscal federal interviniente, Enrique Senestrari, de ser "funcional al gobierno nacional y al narcotráfico".

El procedimiento en la sede policial estuvo a cargo de personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y fue encabezada por el fiscal federal Senestrari, quien dijo que no tuvo obstáculos para actuar y que se obtuvieron resultados importantes para la investigación de la causa. La tarea de los policías aeroportuarios y auxiliares de la Justicia se centró en la obtención de información en División de Lucha Contra el Narcotráfico, en el tercer piso de la Jefatura policial.

En forma simultánea fueron allanadas otras dependencias de drogas en el barrio San Pablo y los domicilios de cinco policías investigados, para quienes el juez federal Ricardo Bustos Fierro les dictó las órdenes de captura.

Las acciones se cumplieron en las viviendas de los comisarios Sosa y Alfredo Saine, del oficial inspector Franco Argüello, del sargento Fabián César Peralta Dáttoli, y del suboficial Mario Osorio, sobre quienes pesan varias imputaciones, como asociación ilícita. Sosa fue uno de los primeros en ser detenido anoche en su propio domicilio.

A poco de producirse los allanamientos y las detenciones, el gobierno de José Manuel de la Sota, por medio del bloque de Legisladores de la coalición Unión por Córdoba salió a atacar con dureza al fiscal Senestrari.

El jefe de la bancada y ex ministro de Seguridad de la provincia, Sergio Busso, llamó de urgencia a una conferencia de prensa para anunciar un proyecto de repudio a los allanamientos y las detenciones dispuestas por Senestrari, porque afirmó que constituyeron "una burda maniobra política" para "desmerecer a la policía y al gobierno de Córdoba".

Acusó al fiscal de "funcional al gobierno nacional" y de ser "un militante" que responde a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, además de ser miembro de la agrupación Justicia Legítima, que reúne a magistrados kirchneristas.

El legislador dijo que Senestrari, con la investigación y los procedimientos de ayer, "montó una operación para desprestigiar a la policía".

Por otra parte, durante la sesión ordinaria de la Legislatura Unicameral de ayer tarde, la mayoría oficialista rechazó los reclamos de los bloques opositores para que sea interpelado el ministro de Seguridad, Alejo Paredes.

A su vez, el bloque de la Unión Cívica Radical le exigió al gobierno que "sin cortapisas respete el accionar de la Justicia", y reclamó las renuncias del ministro Paredes, y del jefe de policía, Ramón Frías, que ayer se presentaron en la captura de una avioneta con 400 kilogramos de marihuana, de lo que se informa por separado. La investigación por corrupción se inició hace más de un mes, tras la denuncia del "agente encubierto" de Drogas Peligrosas Juan Francisco "El Francés" Viarnes. El fiscal Senestrari dijo que Viarnes está imputado por estafa y tenencia de moneda extranjera falsa, pero que se le concedió la libertad cuando fue considerado un testigo protegido.

Sin embargo, el propio Viarnes abandonó esa condición al hacer públicas sus denuncias contra los policías en un programa periodístico de Canal 10. Entonces, el espinoso caso tuvo una repercusión mediática.

Viarnes afirmó que los policías actuaban en connivencia con narcotraficantes para liberar zonas, y que se quedaban con droga de distintos operativos.

A raíz de su intervención, Senestrari quedó envuelto en una dura controversia con el comisario Frías, por la investigación sobre los policías. Y en medio del escándalo, durante el fin de semana apareció muerto de un balazo en la cabeza el policía de Lucha contra el Narcotráfico Juan Alós, quien también era investigado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.