Detuvieron a una pareja europea que transportaba caracoles fosilizados