Detuvieron en Córdoba al autor de la masacre de Hurlingham