Durante dos años y medio una banda mandó "mulas" con droga a España cada 15 días

La droga fue secuestrada en valijas y mochilas despachadas en un vuelo a España
La droga fue secuestrada en valijas y mochilas despachadas en un vuelo a España Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Gabriel Di Nicola
(0)
22 de octubre de 2019  • 11:53

Viajaban cada 15 días. El destino siempre era el mismo: España. Durante dos años y medio repitieron el modus operandi que tan buen resultado les daba: cinco o seis personas despachaban valijas con cocaína. Y supuestamente no tenían de qué preocuparse porque todo estaba "arreglado" y los inspectores harían la vista gorda con ellos. Los pasajeros, "mulas" de una narcoorganización internacional, solo tenían que hacer el check in y pagar el exceso de equipaje. La carga, previo acuerdo, pasaría sin problemas los controles aeroportuarios.

Así, según un imputado arrepentido, operaba la organización narcocriminal que hace un mes, el 24 de septiembre pasado, planeó un viaje de diez mulas con casi 255 kilos de cocaína en valijas y mochilas despachadas en un vuelo de Air Europa con destino a España. Un plan que, esta vez, fue desbaratado a tiempo.

Los líderes de la banda no lo sabían, pero ya había una investigación en curso que los tenía en la mira, a cargo del juez en lo penal económico Pablo Yadarola. Aquel día, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y la Dirección General de Aduanas (DGA) montaron un operativo especial. Los investigadores esperaban encontrar drogas, pero nunca imaginaron que se toparían con diez mulas y casi 255 kilos de cocaína en una decena de valijas que no contaban con ningún método de ocultamiento de las sustancias estupefacientes.

El anterior viaje de la organización, según confesaron los imputados que hicieron el acuerdo de colaboración con el Ministerio Público Fiscal, había sido a finales de agosto pasado, donde por lo menos una joven llevó 28 kilos de cocaína en su equipaje.

La droga fue secuestrada en valijas y mochilas despachadas en un vuelo que tenía como destino España
La droga fue secuestrada en valijas y mochilas despachadas en un vuelo que tenía como destino España Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Los arrepentidos aportaron el nombre del supuesto jefe de la banda y de una de sus máximas colaboradoras, hermana de una de las mulas detenidas el 24 de septiembre en el aeropuerto de Ezeiza.

Las diez mulas, de entre 18 y 45 años, fueron procesadas viernes con prisión preventiva por el juez Yadarola por intento de contrabando de droga. Lo mismo sucedió con una mujer encargada de reclutar a los pasajeros y con un oficial de la PSA que, se sospecha, era el contacto de la organización para eludir los controles de los equipajes en el aeropuerto.

A ese oficial de la PSA procesado con prisión preventiva también se lo investiga por lavado de dinero. Según fuentes judiciales, compró y explota un bar en Monte Grande. Se le secuestraron 45.000 dólares, 171.000 pesos y un Rolex. "El imputado tendría una situación patrimonial que no corresponderían con sus ingresos declarados", explicaron fuentes del caso.

Otros dos funcionarios de la PSA, que habían sido detenidos en un primer momento, fueron excarcelados y recibieron una falta de mérito, por lo que, de todos modos, siguen sujetos a la causa.

"Debe ponerse de resalto que, en todos los casos, los paquetes con droga se hallaban acondicionados en los equipajes de manera burda, es decir, sin mayores elementos de ocultamiento, en tanto se advertían claramente al ser sometidos al control de rayos X. Es por eso, y dada la gran cantidad de cocaína, de equipajes en los que era transportada y de pasajeros intervinientes, que es posible inferir que el hecho se iría a cometer mediando la connivencia de quienes debían controlar los equipajes despachados a bodega", sostuvo el juez Yadarola, según pudo reconstruir LA NACION de fuentes judiciales.

En la causa, el Ministerio Público está representado por el fiscal en lo penal económico Germán Bincaz, que cuenta con la colaboración de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), conducida por su colega Diego Iglesias.

La investigación a cargo del juez Yadarola comenzó el 11 de abril pasado, cuando la Unidad Operacional Control del Narcotráfico y el Delito Complejo de la PSA recibió una llamada en la que se denunció que dos hermanos oriundos de República Dominicana mandaban "personas con droga a España".

El denunciante sostuvo que en marzo la madre de esos hermanos había viajado a España con droga y que la organización preparaba otro embarque para los próximos días.

Fue el inicio de la pesquisa que derivó en el secuestro de casi 255 kilos de cocaína y la detención de diez "mulas", muchas reclutadas de zonas humildes del conurbano como el barrio Ejército de los Andes, más conocido como Fuerte Apache, de Tres de Febrero.

Pasado un mes del operativo en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el presunto jefe de la banda sigue prófugo. Los investigadores sí pudieron verificar lo que sostuvo uno de los imputados arrepentidos: el viaje en un vuelo de Air Europa a España que habría planeado la organización el 22 agosto pasado de cuatro personas vinculadas con la banda.

"Se trata de personas de escasos recursos económicos, sin antecedentes migratorios y que presentan vínculos familiares y afectivos con algunos de los imputados que intentaron viajar el 24 de septiembre con los 255 kilos de cocaína", explicó el juez Yadarola en el dictado de los procesamientos, según pudo reconstruir LA NACION.

Según se sospecha, aquel 22 de agosto las "mulas" habrían logrado concretar el tráfico de cocaína, como reveló uno de los "arrepentidos" que acordó con el Ministerio Público Fiscal. Ese día, en los controles del aeropuerto estaba el oficial de la PSA que fue procesado por el juez Yadarola por intento de contrabando y asociación ilícita.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.