Drogas: el 50,7% no llega al mercado

Fuente: Archivo
El Gobierno definió el volumen del mercado de marihuana y cocaína al establecer que circulan en nuestro país 528.606 kilos de esas sustancias ilegales; aseguran que más de la mitad de los cargamento son interceptados
(0)
16 de junio de 2019  

Voces de la política repitieron un mensaje durante muchos años: la Argentina era solo un país de tránsito de drogas. Se trataba de un mantra tranquilizador que transmitía la imagen de un problema foráneo y desalentaba las medidas locales de prevención. La realidad era diferente y crecía aquí el consumo de sustancias ilegales. Para las autoridades nacionales, esa situación empezó ahora a revertirse. Y, por primera vez, el Gobierno definió las características del mercado ilegal de marihuana y cocaína, cruzando estadísticas de consumo y decomisos. El Ministerio de Seguridad estableció así que se incauta más de la mitad de las drogas que circulan por nuestro país.

Según un informe oficial, cada año ingresan en el país 528.606 kilos de marihuana y cocaína, mientras que las capturas alcanzan los 268.126 kilos; es decir, el 50,7% del tráfico no llega a los consumidores. El volumen económico del mercado supera los US$700 millones.

Para las autoridades nacionales, la reconstrucción de las estadísticas nacionales -tanto en seguridad como en otros campos gubernamentales- permitió dimensionar la actual situación de la oferta y demanda de estupefacientes mediante el uso de datos avalados con certificaciones de organismos internacionales. "La disponibilidad de drogas en las calles durante el kirchnerismo fue superior a la que se encuentra ahora. Ellos impulsaron toda una cultura de la ilegalidad, de la marginalidad con una lógica política, que era la construcción de la sociedad que querían. Esa situación y la absoluta falta de controles generaron un aumento exponencial del consumo de drogas, que hoy se está revirtiendo", aseguró la ministra Patricia Bullrich.

En el Ministerio de Seguridad trazaron una comparación posible a través del secuestro de sustancias prohibidas. "En nuestra gestión tenemos un promedio de incautación anual de marihuana de 197.236 kilos, con un récord alcanzado el año pasado, de 256.205 kilos. En cambio, durante el kirchnerismo el promedio de decomiso en los doce años fue de 91.954 kilos", señaló Martín Verrier, subsecretario de Lucha contra el Narcotráfico. La Sedronar comparte esa visión sobre un avance en la reducción de la oferta de drogas mediante operativos de las fuerzas de seguridad, ya que se aseguró que el pico de consumo se dio en los años inmediatamente posteriores a 2010 y que se estabilizó la hasta ahora ascendente demanda de sustancias psicoactivas.

"Los datos obtenidos en el 'Estudio nacional sobre consumo de sustancias psicoactivas en la población general', que elaboramos en 2017, es el resultado manifiesto de la falta de políticas públicas en materia de adicciones durante el gobierno anterior, donde se cayeron los factores protectores, al tiempo que se redujo la percepción de riesgo sobre el consumo de drogas, tanto lícitas como ilícitas", explicó Roberto Moro, el titular de la Sedronar.

En la oficina que se ocupa de tareas de prevención para reducir la demanda de drogas se analiza como un paso positivo la actualización de estadísticas, consideradas una necesaria fotografía de la realidad para la toma de decisiones. En el informe presentado por la Cicad-OEA el mes pasado en Buenos Aires, quedó definido que el mercado argentino de alcohol y cocaína es proporcionalmente similar al norteamericano, encontrándose entre los más altos de nuestro continente. En la Sedronar marcaron un punto a tomar en cuenta: algunos países no actualizan sus datos desde hace una década y eso habría colocado a la Argentina en el primer lugar de consumo de sustancias psicoactivas. Más allá de esa situación, los funcionarios nacionales afirmaron que esa imagen visualizada en las estadísticas de 2017 enfoca la situación vivida durante el kirchnerismo. "Es principalmente la foto de lo que pasó en 2010". Confían en que los desarrollados planes de prevención expongan en las próximas estadísticas el actual cambio en el sistema de trabajo.

Cuando se hace referencia a la explosión de consumo de sustancias psicoactivas en los años inmediatamente anteriores y posteriores a 2010 tiene que ver con la decodificación social del llamado fallo Arriola, definición tomada por la Corte Suprema en agosto de 2009 sobre la inconstitucionalidad de la pena para la tenencia de drogas para consumo personal. Si bien esa sentencia es bastante restrictiva -solo refiere a un gramo de marihuana-, para los especialistas en narcotráfico y adicciones la sociedad parece haber leído ese fallo como una habilitación al consumo. Las cifras del mercado local marcan esa situación.

Cruce de datos

La Subsecretaría de Lucha contra el Narcotráfico, que forma parte del Ministerio de Seguridad, elaboró el primer informe sobre el volumen del circuito generado por los traficantes. Se utilizaron las estadísticas de consumo y de reducción de la oferta como pilares de la información oficial. El sondeo a escala nacional finalizado en 2017 señaló que fumó marihuana al menos una vez en el mes anterior a la encuesta el 5,4% de la población entre los 12 y 65 años. Ese dato representa 1.027.729 consumidores habituales de cannabis.

Esa variable se complementó con las notificaciones obtenidas en informes cualitativos sobre consumo de drogas, en los que se determinó que cada consumidor fuma, en promedio, 15 cigarrillos de marihuana cada 30 días. Documentos de la Organización Mundial de la Salud indicaron, por su parte, que cada dosis de marihuana está compuesta por un gramo, como máximo, de esa sustancia. Entonces, los 180 gramos usados por cada consumidor en un año se proyectan en el informe oficial a una cifra global de 184.991 kilos de marihuana consumida en la Argentina. Variables similares se utilizaron para establecer que los consumidores en Chile utilizaron 120.296 kilos de cannabis y que la mitad de ese producto cruzó por territorio argentino desde Paraguay. Con los 256.205 kilos decomisados el año pasado, se desprende entonces que circularon en la Argentina 501.344 kilos de marihuana. Según los datos oficiales, más de la mitad fue incautada. Esa variable llega al 20% en los Estados Unidos.

En el aspecto económico del mercado ilegal de drogas, el trabajo gubernamental reportó que cada consumidor gastó en promedio $21.600. A nivel macro, los atomizados grupos ocupados del transporte y la venta minorista de marihuana tienen control sobre un mercado valuado en US$501.000.000.

Por su parte, la evolución del consumo de cocaína establece en 0,7% la prevalencia de consumo mensual en la población general, que representa a 132.351 personas, que utilizan 8,4 gramos al mes y necesitan un consumo anual de 13.341 kilos. En la evaluación gubernamental, otras dos toneladas de cocaína cruzan nuestro territorio en procura de mercados europeos, mientras que el año pasado fueron incautados 11.921 kilos de esa sustancia. En ese caso, las autoridades nacionales informaron la captura del 43,7% de los cargamentos. Cada consumidor de cocaína destinó $40.320 al año para mantener a las organizaciones criminales locales, que operan en un mercado valuado en US$218.000.000.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.