El acusado confía en un peritaje de uso de armas