El atacante de la mujer en Puerto Deseado tiene esquizofrenia

El lugar del ataque
El lugar del ataque
(0)
24 de febrero de 2020  • 10:03

De a poco, se conocen más detalles de la investigación por la violación de María Mercedes Subelza y el homicidio de su hijo Santino, en playa Cavendish en Puerto Deseado. Omar Alvarado, el joven de 24 años detenido tras ser identificado por la misma víctima como la persona que, junto a otro hombre, abusaron sexualmente de ella y mataron al niño, sufre de esquizofrenia. De todas maneras, esa condición no afectaría la imputación, de acuerdo a fuentes de la investigación.

Esta mañana, los investigadores hallaron el teléfono celular de la mujer abusada sexualmente a unos kilómetros del lugar del ataque. Personal de la policía de Santa Cruz realizó una inspección ocular en proximidades de la playa donde ocurrió el hecho y halló el aparato celular entre las rocas.

En tanto, hoy será sometido a una rueda de reconocimiento el otro sospechoso aprehendido, de 16 años. El procedimiento estaba previsto para ayer, pero no se llevó adelante por no estar dadas las condiciones.

Subelza, oriunda de Salta, había viajado a esa ciudad santacruceña para visitar al mayor de sus hijos que trabaja en la zona. El jueves, la mujer permaneció en la playa para pasar el tiempo y allí fue atacada por dos hombres que la violaron y mataron a su hijo de 4 años. Según el relato de Cecilia Oyarzo, la primera mujer que encontró a María, los dos asesinos "se fueron cuando la dieron por muerta. Cuando la encontramos estaba descalza y totalmente ensangrentada", relató.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.