El consejo de administración del Garrahan pidió "respeto, seriedad y responsabilidad"

Ante cientos de empleados, el doctor Kambourian leyó un comunicado
Ante cientos de empleados, el doctor Kambourian leyó un comunicado Crédito: Hospital Garrahan
En un comunicado, el director médico expresó el "repudio" de la comunidad del centro de salud ante el caso del pediatra Russo
Gabriel Di Nicola
(0)
4 de junio de 2019  

La conmoción en el Hospital Garrahan por la detención del médico pediatra Ricardo Russo, que hasta el martes pasado se desempeñaba como jefe del Servicio de Inmunología y Reumatología de ese centro de salud, no termina. El facultativo está acusado de producir y distribuir imágenes de niños y adolescentes que terminaron en poder de una red internacional dedicada a la pedofilia.

Ante un centenar de empleados y de algunos padres de pacientes del establecimiento, Carlos Kambourian, médico y presidente del consejo de administración del Hospital Garrahan, leyó ayer al mediodía un comunicado en el que expresó el repudio y la conmoción que se vive en el seno del centro de salud desde que la semana pasada estalló el conmocionante caso.

De cara a los medios de comunicación, y flanqueado por el equipo médico, Kambourian dijo, para deslindar responsabilidades: "Nos parece de suma importancia volver a aclarar, al igual que lo hizo la fiscal [Daniela Dupuy], que el hospital tomó conocimiento de la existencia de la causa recién en el momento en que se produjo la detención del doctor Russo, el día martes 28 de mayo, a las 16.05. Es fundamental que quede claro que el hospital no fue notificado anteriormente ni tampoco las autoridades conocían que se llevaba adelante una investigación".

No hubo preguntas del periodismo. Solo la lectura del comunicado. "Queremos expresar nuevamente el absoluto repudio ante cualquier hecho que vulnere los derechos de los niños, niñas y adolescentes. El mismo día que fue detenido [Russo], las autoridades del hospital decidieron apartar de sus funciones al imputado e instruyeron la realización de un sumario administrativo. Y con el objetivo de garantizar su normal funcionamiento, el Servicio de Inmunología y Reumatología pasó a estar a cargo transitoriamente de la Dirección Asociada de Atención Pediátrica".

Queremos expresar el absoluto repudio ante cualquier hecho que vulnere los derechos de los niños, niñas y adolescentes""
Carlos Kambourian

El jueves pasado, a última hora, la jueza en lo penal, de faltas y contravencional porteña María Laura Martínez Vega hizo lugar al pedido de la fiscal Dupuy y convirtió en prisión preventiva la detención de Russo, de 55 años.

Según surge del expediente judicial, el imputado les tomó dentro del Hospital Garrahan nueve fotos a dos niñas que aún no fueron identificadas. Las imágenes fueron captadas el 24 de noviembre de 2015.

La jueza Martínez Vega afirmó al resolver la prisión preventiva del imputado que "a poco de observar las fotografías de las supuestas pacientes gemelas, las fotos encontradas no parecen ser aquellas que se presentan en un congreso científico o en un estudio de la materia. En realidad demostraban estar jugando desnudas, divirtiéndose al lado de una puerta. Y Russo, en su versión de los hechos, nunca pudo explicar por qué ese síndrome [que sufrían] ameritaba solicitarle a la madre la desnudez total de las menores".

Un juez no puede estar ajeno a una realidad tan terrible como la pedofilia y pensar que un médico pediatra que, en principio, se sospecha que no solo tenía innumerables imágenes pornográficas, desde bebés de pocos meses hasta adolescentes en situaciones de violación o sadomasoquismo, pueda quedar en libertad ""
María L. Martínez Vega

El pediatra, según consta en el expediente judicial, sostuvo que "ello [sic] ha ocurrido en el consultorio del Hospital Garrahan" y que las niñas eran pacientes de hacía muchos años. Además, en la audiencia donde le dictaron la prisión preventiva, intentó explicar una "finalidad médica" de las fotografías.

"Un juez no puede estar ajeno a una realidad tan terrible como la pedofilia y pensar que un médico pediatra que, en principio, se sospecha que no solo tenía innumerables imágenes pornográficas, desde bebes de pocos meses hasta adolescentes en situaciones de violación o sadomasoquismo, pueda quedar en libertad. Eso no es una opción aceptable a la luz de todos los estándares de protección de niños, niñas y adolescentes en temas de vinculación a pedofilia o abuso", afirmó la jueza Martínez Vega en su resolución.

Antes de terminar, Kambourian afirmó: "Pedimos respeto, seriedad y responsabilidad por los más de 550 chicos que están internados en nuestro hospital, por los más de 50 niños que cada día se operan en nuestros quirófanos, por los 2500 trasplantes y por las más de 600.000 consultas que atendemos cada año, y por las familias de todos nuestros pacientes, que están en un momento de profundo dolor. Por todos ellos y por los que todos los días trabajamos, les pedimos que nos ayuden a cuidar el Garrahan".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.