El gobierno de Santa Fe se mostró “impactado” por la multitudinaria marcha por seguridad