Encuentran huellas dactilares de los principales sospechosos por el misterioso crimen de City Bell