"Es la última oportunidad, la policía no te puede proteger toda la vida"

Analizan la advertencia recibida en un local de venta de celulares
Gustavo Carabajal
(0)
3 de julio de 2019  

La mafia china también atacó en territorio porteño y extendió los blancos de las extorsiones fuera del ámbito de los supermercados de esa nacionalidad. El 28 de junio pasado, el dueño de un local de venta de celulares en Caballito recibió un mensaje de cuatro líneas escritas en chino mandarín. "Laopang", que en chino significa propietario o patrón, "preparen US$50.000 en tres días. Busque a alguien para solucionar este tema o comerá balas", expresaba la advertencia, según la traducción realizada por uno de los referentes de la comunidad de ese país en la Argentina.

Al recibir la amenaza, el comerciante realizó la denuncia. Días después recibió un segundo mensaje, en el que se incluía el término "Laopang" con el apellido del dueño del local. "Sos muy neopi -que en idioma chino significa corajudo-, avisaste a la policía. Es la última oportunidad. La policía no te puede proteger toda la vida. Buscate a alguien para solucionar el problema o vas a morir de manera violenta", indicaba el mensaje que los integrantes de la mafia china le mandaron al comerciante, pese a que este tenía una consigna policial tras denunciar la extorsión.

El mensaje terminaba con un número de celular distinto al que figuraba en la primera misiva y un nombre A Liang, que en realidad es un apodo muy común en la colectividad china. La denuncia es investigada por detectives de la Policía de la Ciudad que comenzaron a cruzar información con otros casos.

En 2010 y 2011, cuando la Policía Federal todavía tenía a su cargo la seguridad en territorio porteño, se registraron varios ataques de la mafia china que provocaron asesinatos en dos barrios donde habitualmente no se registran homicidios: Palermo y Recoleta. A raíz de esta espiral de violencia, que tenía como objetivo exclusivo los supermercados chinos, la embajada china convocó a efectivos de la policía de Fujian.

"Fue como si se instalaran en una embajada argentina efectivos de la policía bonaerense para colaborar con las fuerzas de seguridad de otro país en la pesquisa de una banda de delincuentes argentinos. Con una diferencia: los policías de Fujian, que figuran como agregados de seguridad, no regresaron a China, siguen instalados en la embajada", relató el referente de la comunidad china en nuestro país.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.