Escándalo en una audiencia y sucesión de robos, el historial de uno de los presos liberados

El hombre de 34 años fue atrapado por un robo cometido pocas horas después de dejar el penal de Marcos Paz
El hombre de 34 años fue atrapado por un robo cometido pocas horas después de dejar el penal de Marcos Paz
(0)
30 de abril de 2020  • 22:33

Fue uno de los liberados por el riesgo de contagio carcelario del coronavirus Covid-19. La suya es una historia de puerta giratoria. Está vez fue detenido pocas horas después de su salida del penal de Marcos Paz. En uno de sus bolsillos, incluso, tenía el oficio judicial rubricado por la Sala III de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional con la fecha de la libertad otorgada: 28 de abril. También se aclaraba en ese documento que Federico Benvenuto egresaba de la unidad penitenciaria en "situación de calle". Fue atrapado nuevamente en Almagro tras robar una heladería.

El video del escándalo

01:09
Video

Según fuentes judiciales, ese sospechoso tiene cinco condenas por robo y un sexto proceso judicial por el mismo delito. Benvenuto recibió la primera condena en su contra en 2014 por un robo cometido en 2013. Dos años después, el Tribunal Oral N° 29, lo condenó por un hecho similar. Entre 2017 y 2019, tuvo otras tres sentencias en su contra dictadas por los Tribunales Orales N° 3, 17 y 13. Además tiene un proceso pendiente y con requerimiento de juicio oral, también por robo, a cargo del Tribunal Oral N° 22.

En ese tribunal protagonizó en 2019 un incidente en el momento de estar en la sala de audiencia. Pateó con violencia una silla hacia el juez, mientras gritaba amenazas. "Te voy a matar gato", fue su expresión mientras era contenido por los agentes penitenciarios. En diciembre pasado Benvenuto estuvo internado en el hospital Borda y el fallo que decidió su liberación hace referencia a esa "afección psiquiátrica".

Su caso quedó expuesto como uno de los riesgos generados por las excarcelaciones y prisiones preventivas dictadas en las últimas semanas más como prevención sanitaria por el potencial contagio de coronavirus en las hacinadas cárceles argentinas que por evaluaciones detalladas de cada expediente.

"Es realmente es un caso indignante" dijo Horacio Rodríguez Larreta al comentar la situación del hombre detenido por robo casi inmediatamente después de haber sido beneficiado por la Justicia.

El martes, poco después de las 19 y en medio de la pandemia del coronavirus, Benvenuto salió de la cárcel de Marcos Paz. Un día después, a las 16.20, menos de 24 horas después de haber recuperado la libertad, fue detenido por personal de la Policía de la Ciudad en Almagro por haber protagonizado un robo, tal como informaron a LA NACION fuentes policiales.

La detención fue hecha por personal de la División Sustracción de Automotores durante un patrullaje preventiva. En avenida Rivadavia y Yatay, en Almagro, los uniformados observaron como una persona corría empujando a los peatones y, después de dar la voz de alto, intentaron detenerlo.

Después de una persecución lograron detenerlo a los 150 metros, en Lezica y Yatay. Habría robado una sucursal de Freddo.

"Qué me importa que me lleven preso, ayer salí del penal de Marcos Paz por el coronavirus, llevame, igual mañana me voy de nuevo", gritaba el sospechoso en el momento de ser apresado, según informaron a LA NACION fuentes policiales.

Pero la decisión de liberar al sospechoso no tiene vinculación con las excarcelaciones y arrestos domiciliarios ordenados en medio de la pandemia del coronavirus.

Según el fallo, el acusado tiene una "afección psiquiátrica" y existe la posibilidad de que por su estado psicólogo y psiquiátrico no comprendiera la criminalidad de sus actos y discernir "acerca de los avatares que demandan su capacidad para afrontar un juicio penal".

Entonces, la Sala III dejó sin efecto la prisión preventiva y ordenó liberarlo. El tribunal de alzada había tomado intervención en el caso después de que el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° rechazara el pedido de excarcelación presentado por la defensa del imputado.

Según un informe del Cuerpo Médico Forense (CMF), el imputado presentaba "una afección compatible con trastorno psicótico no especificado y trastorno de personalidad".

El 12 de diciembre se había decidido su traslado al hospital Borda, según se desprende la resolución de la Sala III de la Cámara del Crimen. "En atención a ello y al resto de los elementos reunidos en el caso, en especial el escaso lapso transcurrido desde aquella decisión hasta su detención en este proceso, todo parece indicar que la afección psiquiátrica que obligó a su derivación al nosocomio referido para que lleve adelante un tratamiento en esos términos no se habría modificado", se sostuvo en el fallo del tribunal de alzada, firmado por el juez Pablo Jantus, que dejó sin efecto la prisión preventiva.

El caso por el robo en la heladería Almagro quedó a cargo de la jueza en lo criminal y correccional porteña María Fabiana Galetti.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.