Femicidio en Bariloche: el principal sospechoso se adjudicó el crimen frente a sus allegados

Valeria Coppa fue atacada por su expareja, que le disparó en pleno centro de Bariloche
Valeria Coppa fue atacada por su expareja, que le disparó en pleno centro de Bariloche Crédito: Facebook Valeria Coppa
Belisario Sangiorgio
Laureana Fuentes
(0)
30 de enero de 2019  • 14:58

SAN CARLOS DE BARILOCHE.– Bajo el cálido sol de las cuatro de la tarde del martes, Valeria Coppa iba en su bicicleta por la calle Vicealmirante O’Connor, frente a los jardines de la Catedral Nuestra Señora del Nahuel Huapi, a una cuadra y media del lago y a seis del Centro Cívico de esta ciudad. De golpe, y sin que nada a simple vista lo explicara, cayó al suelo. Algunos peatones se acercaron a auxiliarla; yacía exánime. La llegada de los paramédicos reveló la naturaleza criminal de lo que parecía un accidente: la víctima tenía un tiro en la cabeza. Pese a los esfuerzos de los cirujanos, que la reanimaron dos veces, murió.

La Justicia apuntaba como autor del femicidio a Mariano Cordi, que hasta hace diez días había sido pareja de la mujer, que tenía dos hijos y trabajaba en la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) de Bariloche. El acusado, según confiaron a LA NACIÓN fuentes judiciales, confesó el crimen ante sus allegados.

Fuentes judiciales y gubernamentales de la provincia de Río Negro confirmaron a LA NACIÓN que, pasado el mediodía, agentes federales y policías especializados desplegaron drones mientras realizaban también rastrillajes terrestres en zonas periféricas de San Carlos de Bariloche para hallar a Mariano Cordi, el hombre que se atribuyó ante sus allegados el homicidio de Valeria Coppa.

Grupos de mujeres convocaron rápidamente a una marcha para esta tarde a las 18, en Brown y Onelli, para "exigir juicio y castigo al femicida de Valeria Coppa". La consigna nuevamente será "Paren de matarnos. Vivas nos queremos".

Desde la SENAF Bariloche se declararon dos días de luto por el fallecimiento de Coppa, quien desempeñaba tareas en el CAINA varones, un hogar de atención a niños y adolescentes retirados de sus hogares por orden judicial o del Ministerio de Familia de Río Negro.

La fiscal del caso, Betiana Cendón, y el ministro de Seguridad de Río Negro , Gastón Pérez Esteban, dijeron a LA NACIÓN que, luego de dispararle en la cabeza a Coppa con una pistola calibre 22 en pleno centro de la ciudad, Cordi se reunió con algunos amigos, admitió haber asesinado a la joven y abandonó su auto, para luego desaparecer.

"Los testimonios son coincidentes y contundentes; de hecho, uno de sus amigos se acercó hasta la comisaría para aportar la información", dijo el ministro Pérez Esteban sobre este encuentro con allegados en el que el homicida reconoció su crimen. Por otro lado, sobre esta reunión previa a la fuga, la fiscal -que ordenó ayer la captura del sospechoso- explicó: "Los allegados a Cordi aportaron información determinante".

En relación el operativo que se realiza en San Carlos de Bariloche, el ministro dijo: "No hay datos que nos indiquen que Cordi haya abandonado la ciudad. Pusimos en marcha un operativo cerrojo, mientras brindamos asistencia legal a los familiares de la víctima". Además, agregó: "Está previsto asistir económicamente a los hijos de Valeria, que quedarán al cuidado de su abuela. Hay mucha tristeza y conmoción entre todos los trabajadores estatales".

Por otro lado, la fiscal de la causa explicó que los allanamientos realizados en diferentes viviendas tenían por objetivo encontrar prendas de ropas para que los perros de Gendarmería Nacional y de la policía local puedan rastrear los últimos pasos de Cordi, que tenía al menos cinco perfiles en Facebook y ya había sido investigado por abuso sexual en otra causa. "Hace mucho tiempo que yo no sabía nada de Mariano, estamos desconectados, pero espero que él no haya cometido el asesinato", dijo a LA NACIÓN una tía del prófugo.

El crimen

Fuentes oficiales dijeron a este diario que, inicialmente, cerca de las 16 horas de ayer, una vecina llamó para alertar sobre una persona que había tenido un accidente en bicicleta y yacía tendida junto a la Catedral de la ciudad.

Pero, al llegar los médicos al lugar, constataron que Valeria Coppa tenía en la cabeza una herida provocada por un arma de fuego. La joven fue trasladada al Hospital Zonal, donde murió luego de dos intentos de reanimación.

La fiscal del caso y el ministro de Seguridad aseguraron que las cámaras de seguridad de la zona permitieron identificar al atacante y su vehículo; por eso, dijeron, Cordi ya era intensamente buscado desde la tarde de ayer.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.