Femicidio: Una médica fue asesinada en Puerto San Julián

El cuerpo de Zulma Malvar Díaz fue encontrado en su casa en Puerto San Julián
El cuerpo de Zulma Malvar Díaz fue encontrado en su casa en Puerto San Julián
Mariela Arias
(0)
19 de julio de 2019  • 21:12

EL CALAFATE.- El cuerpo de una mujer de 63 años fue hallado semidesnudo y con signos de violencia en el patio de su casa en Puerto San Julián, a 500 km de esta ciudad. Se trata de la médica ginecóloga, Zulma Malvar Díaz, quien trabajaba en el hospital local y era docente universitaria. Su crimen conmocionó a la localidad, que la doctora había elegido para radicarse hace más de veinte años. Los peritos policiales y judiciales que trabajan en la causa aún no brindaron información oficial.

El cuerpo fue encontrado el jueves pasado por su hijo mayor, quien concurrió al domicilio de su madre, por pedido del Hospital Distrital Miguel Lombardich donde la esperaban para que asista a una cesárea. La doctora nunca llegó. Desde el hospital realizaron insistentes llamados y ante la falta de respuestas se comunicaron con su hijo, quien al llegar se encontró con el terrible escenario que conmociona la ciudad. La médica vivía junto a su madre, anciana y muy enferma, quien se encontraba bajo su cuidado.

Hasta el mediodía de hoy se realizaron peritajes en el domicilio de la víctima, para lo cual viajó el equipo de criminalística de la policía desde Río Gallegos; pasaron la noche trabajando, tanto los peritos como el personal judicial que lleva la investigación que está a cargo de la jueza subrogante Anahí Mardones y el fiscal Alejandro Victoria.

Hasta el momento no hay un comunicado oficial sobre la violenta muerte y los investigadores no descartan hipótesis, pese a eso, desde organizaciones sociales y de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, UNPA, donde se desempeñaba, solicitaron que las investigaciones se aborden desde la perspectiva de género y sea considerado un femicidio.

"Ella era nuestra compañera, ingresó a la Universidad en el año 2001 y dictaba clases en la Escuela de Enfermería, era muy honesta, cercana y querida por muchas personas por su rol en la universidad y en su profesión, era un referente muy querida", afirmó a LA NACION, María José Leno, docente, investigadora e Integrante de la comisión asesora en cuestiones de género de la UNPA.

Ayer la casa de altos estudios que cuenta con una Unidad Académica en San Julián, declaró tres días de duelo por la muerte de la docente y pidió que se considerase el caso dentro de la ley de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. "Creemos que esta situación tiene que ser abordada con perspectiva de género, hay que tomar conciencia que ocurrió sobre lo que la ley hoy considera que es un grupo vulnerable" afirmó Leno, "Existen gérmenes de violencia y tenemos que ponernos de pie ante estas situaciones", reflexionó quien integra la mesa ejecutiva de la Red Universitaria de Género en el ámbito del CIN.

Por ahora poco se sabe que pasó en los últimos minutos con vida de la doctora. Diferentes organizaciones de la localidad costera de 15.000 habitantes convocaron para el sábado a las 16 horas a una concentración y marcha por las calles de la localidad para pedir por celeridad y justicia en la causa. Aún se recuerda aquí el femicidio de Maira Fernández, la chica de 18 años que fue asesinada en 2015 por su expareja, cuando fue a visitarlo a la comisaría donde estaba detenido.

Malvar Diaz, nació en San Juan y se graduó en la Universidad Nacional de Córdoba como tocoginecóloga, allí ejerció en el Hospital Misericordia, antes de emigrar hacia Santa Cruz y radicarse en Puerto San Julián en el año 1996. Su primer trabajo en Santa Cruz, fue en la clínica Nuestra Señora del Valle, que ya no existe, y luego ingresó en el Hospital Distrital. Durante varios años fue una de las dos únicas ginecólogas del pueblo.

"Ella era una persona muy querida, pura calma, que atendía a sus pacientes, con todo el tiempo del mundo. Si uno iba con un pesar, ella siempre estaba dispuesta a contener y ayudar a los pacientes y a los demás. Y se preocupaba por formar a sus estudiantes en la universidad. Todos estos últimos años estuvo dedicada a su profesión y a cuidar de su madre", detallaba ayer a LA NACION, Elsa Alvarez, paciente y amiga de la doctora.

En las redes sociales, no solo la despidieron con profundo pesar sus compañeros de la Universidad y del Hospital Distrital, sino también organizaciones de género, museos y farmacias de la localidad dejaron sus mensajes en las redes sociales. En tanto ayer, muchos vecinos compartían conmovedoras historias vinculadas a la gran cantidad de partos y nacimientos que acompañó en sus 23 años radicada en Puerto San Julián. Era madre de tres hijos y tenía una nieta que al igual que ella también eligió Córdoba para estudiar.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.