Gustavo Ferrari y Julio Alak se reunieron y hablaron de la protesta en las cárceles bonaerenses

Protestas en cárceles bonaerenses
Protestas en cárceles bonaerenses
(0)
10 de diciembre de 2019  • 17:44

El ya exministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, y quien lo sucederá desde el jueves, Julio Alak, una vez que empiecen a girar de hecho los engranajes de la administración que conducirá Axel Kicillof, estuvieron reunidos esta tarde para compartir los números del organismo y, especialmente, para dialogar sobre la situación de tensión en los penales provinciales, en los que el 20% de la población carcelaria está en huelga de hambre para reclamar medidas contra el hacinamiento y morigeraciones en el cumplimiento de sus penas.

Allegados al ministro saliente contaron a LA NACION que el encuentro se realizó pasadas las 14 en la sede de esa cartera, en La Plata. "El clima fue de total cordialidad. Ferrari se puso a disposición y le presentó toda la información relativa al ministerio. Alak está en tema, él ha sido ministro de Justicia de la Nación y también le tocó atender la cuestión carcelaria porque tenía a su cargo el Servicio Penitenciario Federal", dijeron voceros de la administración saliente.

Al respecto, coincidieron en que la batería de reclamos y exigencias realizadas en diversos petitorios análogos por grupos de reclusos de varios excede a las posibilidades de resolución inmediata del Ministerio de Justicia, del que depende el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Gustavo Ferrari
Gustavo Ferrari

Como publicó LA NACION ayer, algo más de 8800 detenidos, de un total de 46.000 personas alojadas en penitenciarías provinciales, había entrado en huelga de hambre. El abanico de reclamos que motivaban la protesta era variado, y fundamentalmente de orden judicial y legislativo: piden la derogación de la llamada Ley Blumberg (que permite acumular los montos de las condenas, entre otros aspectos), la restauración del llamado "2x1" -que permite computar doble cada día de encierro sin sentencia firme-, que no se apruebe el nuevo Código Penal (que prevé en su articulado la denegación de salidas anticipadas y del acceso a la libertad condicional en varios de los llamados delitos graves), y el acceso a morigeraciones en el cumplimiento de la pena, esencialmente a través de prisiones domiciliarias monitoreadas mediante dispositivos electrónicos.

Julio Alak
Julio Alak Fuente: Télam

"El mensaje es claramente para condicionar al nuevo gobierno, a la Justicia y a los legisladores. Varios de los petitorios, que están escritos de manera casi idéntica y que invocan doctrinas y jurisprudencias propias del lenguaje jurídico y no del carcelario, demandan el inicio de una mesa de diálogo con representantes de los tres poderes y de la Comisión Provincial por la Memoria", organismo que la semana pasada había alertado sobre una situación de desabastecimiento de carne vacuna y aviar, algo que, según confirmaron a LA NACION voceros de la gestión saliente, ya se solucionó.

*Se percibe la intención de condicionar a las nuevas autoridades. Fíjense que en los últimos cuatro años nunca hubo huelgas de hambre por falta de comida, y de los petitorios surge, además, que el tema alimentario no es el motivo de la protesta, sino la cuestión legislativa, que debe resolver el Congreso Nacional, o las morigeraciones de penas, que deben dictar los jueces", señalaron fuentes allegadas a la administración de María Eugenia Vidal, que hoy concluyó su mandato.

Preocupación de docentes universitarios

Docentes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) que a diario dictan clases en unidades carcelarias de la provincia de Buenos Aires, expresaron hoy su preocupación por la huelga de hambre que llevan adelante algunos de sus alumnos y alumnas presos, en reclamo de mejoras en las condiciones de alojamiento, entre otras, expresó un comunicado de esa alta casa de estudios.

La Prosecretaría de Derechos Humanos de la UNLP emitió un comunicado en el que expresó su "preocupación" por la huelga de hambre en las cárceles de la provincia.

"Desde los distintos espacios que llevamos adelante tareas de educación en cárceles en la Universidad Nacional de La Plata hacemos pública nuestra fuerte preocupación por la situación que se vive actualmente en las cárceles de la Provincia de Buenos Aires, ya que desde el 5 de diciembre detenidos de numerosas unidades penales bonaerenses sostienen una protesta colectiva bajo la forma de una huelga de hambre", destaca.

Los profesores que dictan clases en situaciones de encierro remarcan que esa protesta "pacífica pero con consecuencias graves sobre la salud de los detenidos y detenidas que la llevan adelante, se desencadenó en un primer momento por la falta de provisión de alimentos por parte de las autoridades provinciales, situación crítica que venimos observando en el último tiempo".

"Las cárceles bonaerenses están en un estado de alarmante superpoblación y crisis habitacional, como consecuencia directa del incremento sostenido de la tasa de encarcelamiento en toda la provincia, producto de una política criminal punitivista", denuncian los profesores.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.