Hallan un cadáver semienterrado en la frontera "caliente" entre Salta y Bolivia

El cuerpo se hallaba semienterrado en un banco de arena, en las márgenes del río Bermejo, y le faltaba uno de sus miembros superiores.
El cuerpo se hallaba semienterrado en un banco de arena, en las márgenes del río Bermejo, y le faltaba uno de sus miembros superiores.
Leonardo Scannone
(0)
10 de abril de 2019  • 17:11

El clima en la localidad de Aguas Blancas, en la frontera de Salta y Bolivia, es cada vez más tenso. En el contexto del conflicto que estalló la semana pasada entre el Gobierno y los bagayeros que cruzan todo tipo de mercaderías sobre sus espaldas a través del Bermejo con la entrada en vigor de una nueva resolución para importadores que los obliga a salir de la ilegalidad y convertirse en microemprendedores, la policía encontró, semienterrado en una finca, el cadáver de un hombre.

Según informaron fuentes policiales a LA NACION, el cadáver fue encontrado en el cauce del río Tarija, dentro de los parajes denominados Colonia Linares y El Algarrobito, en cercanías de Aguas Blancas. Al cuerpo le faltaban las manos; todo parece indicar que se las comió un caimán que fue encontrado cerca.

La víctima llevaba en la cintura un machete con vaina de cuero. Los investigadores sospechan que sería un trabajador rural. En tanto, la Policía Nacional de Bolivia informó a sus pares de la Policía de Salta que no cuentan con denuncias ni información de la eventual desaparición de personas en las zonas cercanas al lugar del hallazgo del cadáver.

El caso es investigado por la Fiscalía de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán, a cargo de Claudia Carrera. Según informó la agencia de noticias Télam, el informe preliminar de autopsia no pudo aportar detalles de la causa de muerte debido al deterioro que presentaba el cuerpo, por lo que se extrajeron muestras para futuros estudios y cotejos. Será inhumado como NN.

Las fuentes detallaron que desde la fiscalía se solicitaron numerosas medidas tendientes a identificar a la persona fallecida y conocer la causa y la data de muerte

Aguas Blancas se caracteriza por su intenso tránsito de personas y cargas, especialmente, las que bajan desde Bermejo, del lado boliviano de la frontera. A través del río hay dos pasos: el legal, cuyo tránsito se hace con balsas que cuestan 20 pesos el cruce, y el ilegal, con botes que amarran a pocos metros del paso habilitado, conocido como "Los gomones". En esa zona, ayer, un grupo de bagayeros tuvo un enfrentamiento con gendarmes que detectaron su intento de entrada al país a través del paso ilegal.

Conflicto entre los bagayeros y el Gobierno

El lunes 1° de abril, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, presentaron en Aguas Blancas el Plan Fronteras Seguras. Allí se estableció que los importadores que crucen mercaderías desde Bolivia por los pasos internacionales Puerto Chalanas y Aguas Blancas podrán realizar una importación diaria con un tope de 500 dólares en mercancías -textiles y calzados nuevos- y 24 operaciones mensuales.

Esa resolución no fue bien recibida por los pobladores de esa ciudad del norte salteño, ya que el flujo informal de mercancías es el músculo económico más fuerte con el que cuentan los pobladores de la zona. Un importante grupo de bagayeros está en pleno plan de lucha; para ellos ser "microemprendedores" e inscribirse en el listado de importadores exigido por la AFIP argentina no es una opción: buscan un acuerdo o procurarán, por los medios que sea, "enterrar" para siempre la resolución, advierten.

Según las cifras que se conocen, por el paso de Aguas Blancas pasan alrededor de 5000 personas por día. "No vamos a aceptar el pago de ese impuesto, ya que no somos los inversores ni los revendedores, solo pasamos las mercaderías y en la cadena somos los que menos dinero ganamos", sostuvo el grupo de bagayeros autoconvocados.

En cambio, la ministra Bullrich defiende la medida, que considera crucial para incrementar el control en las fronteras. "Estamos en el comienzo de una era distinta para este paso fronterizo, para Salta y para el país. No solo estamos inaugurando el Centro Inteligente de Vigilancia Fronteriza, sino que damos un paso histórico y, como lo hemos hablado con el gobernador Urtubey, se trata de cambiar un sistema de acostumbramiento. Junto con la AFIP, la Aduana, Migraciones, las intendencias y las cámaras de Comercio se va a pasar de un sistema de bagayeros a un sistema de importadores", explicó Bullrich el día de la inauguración del plan Fronteras Seguras, que terminó con la comitiva apedreada cuando intentaba salir de Aguas Blancas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.