Hallan en el SAME de Parque Patricios el ecógrafo robado del Hospital de Niños de La Plata

El sábado pasado dos hombres entraron a las instalaciones y se llevaron el aparato de una habitación
El sábado pasado dos hombres entraron a las instalaciones y se llevaron el aparato de una habitación Fuente: Archivo
(0)
22 de noviembre de 2019  • 10:05

El ecógrafo portátil que había sido robado la semana pasada del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata fue recuperado ayer después de que una persona que coincidía con la descripción de uno de los sospechosos de haberlo sustraído lo abandonara en un predio del SAME en el barrio porteño de Parque Patricios.

Fuentes policiales informaron a Télam que la investigación del robo del ecógrafo había identificado a dos sospechosos que residían en la ciudad de Buenos Aires en una zona sobre la que se comenzó un operativo, y que ayer, por la mañana, alguien que coincidía con la descripción de uno de los sospechosos abandonó el aparato y sus accesorios en el predio del SAME, ubicado en Alcorta y Masantonio, de Parque Patricios.

El equipo fue recuperado por los vigiladores del lugar, quienes dieron parte a la Policía de la Ciudad para que tomaran custodia del ecógrafo que hoy será devuelto al hospital platense, según dijeron fuentes de esa fuerza de seguridad.

El caso

El hecho ocurrió al mediodía del sábado en la sala del área de diagnóstico por imágenes del centro de salud infantil de la capital provincial, y quedó grabado por las cámaras de seguridad, con las que los médicos pudieron observar cómo los ladrones pelearon durante varios minutos hasta que lograron salir del hospital sin que nadie lo notara.

Quienes estaban de guardia notaron que el equipo faltaba recién cuando fueron a buscarlo para poder tomar imágenes a un paciente.

Funcionarios de la cartera de salud bonaerense radicaron la denuncia penal, lo que activó una investigación. El ecógrafo en cuestión es un Mylab Gold 25, con número de serie 7370.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.